BAQUIA

Siete de cada diez padres vigilan lo que hacen sus hijos en Internet

Quizá uno de los mayores temores de los usuarios más jóvenes de redes sociales sea ese momento crucial en el que reciben una solicitud de amistad no de un amigo, ex pareja, enemigo o conocido, sino de sus padres.

Pero los padres no se conforman con enviar una solicitud. Según un estudio, el 73 por ciento de los estadounidenses mira con regularidad lo que hacen sus hijos en Internet, y no sólo desde fuera, porque el 10 por ciento dice que puede mirar las cuentas sin que los hijos lo sepan, lo que probablemente implica que tienen la contraseña o son expertos en seguridad.

Por supuesto, esto tiene consecuencias: el 18 por ciento de los jóvenes encuestados dijo que sus padres les habían regañado o avergonzado en Internet, una cifra que parece hasta modesta, y que apunta a que aunque las supervisan, los padres no suelen intervenir en las comunicaciones online de sus hijos… Aunque al 82 por ciento le gustaría poder borrar cosas que escriben sus pequeñuelos.

Una de las autoras del estudio dijo estar registrando una tendencia doble. Por un lado, los padres miran más lo que hacen sus hijos en la Red. Por otro, los hijos refuerzan las opciones de privacidad (uno de cada cinco adolescentes las utiliza para ocultar algo a familia o amigos).

En estos nuevos medios sociales, las convenciones y los límites aún son más que difusos. Y si normalmente se asume que leer el diario de los hijos está mal, pero controlar con quién andan está bien, ahora hay que determinar hasta dónde se acepta o se tolera la supervisión paterna. Mientras vamos aprendiendo, allá va una pista: colarse en cuentas ajenas está mal.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios