BAQUIA

Sitios para desenmascarar a los falsos enamorados

¿Le ha engañado su enamorado online? La Red acude a su rescate; si se siente estafado, ahora puede desenmascarar al embaucador y denunciarle en Internet. \”No odiamos a todos los hombres, sólo a los imbéciles\”, advierte Manhaters.com, una web que dice contener la mayor base de datos con clasificaciones -o desclasificaciones, cabría decir- de pretendientes masculinos desde 2003.

Esta página pionera en este nuevo campo de la ciberdefensa contra el embaucador pretende ayudar a las mujeres para que no desperdicien su tiempo con hombres que las engañan, abusan de ellas o simplemente son unos idiotas.

La idea, aseguran sus creadoras, es que en lugar de hablar con la ex-mujer o la ex-novia del susodicho se consulte la base de datos para saber con qué clase de persona se está lidiando antes de entregarle el corazón.

La web dedica un espacio donde se pueden describir las experiencias (negativas, por lo general) con el amante, a quien se puede evaluar en aspectos tan dispares como sus infidelidades, mal aliento, finanzas, comportamiento sexual o lo que se define como \”potencial de compromiso\”, es decir, si es o no material casadero.

Manhaters también ofrece un tablón de anuncios con consejos sobre cómo sobrevivir a un divorcio o maneras de lidiar con los mentirosos. El problema es que, mientras que la identidad de las chivatas permanece en el más estricto anonimato, la de ellos se proclama a los cuatro vientos.

El sitio ofrece perfiles personales como el de Kent Lozano, un hombre de 37 años de Canoga Park (California. EEUU) de quien se dice que \”miente a las mujeres para ganarse su confianza y las usa para sacarles el dinero\”.

Mientras tanto, Unfaithfulpeople.com (gente infiel) indica que en dos minutos, el tiempo que se tarda en consultar su base de datos, \”puedes ahorrarte una vida entera de males de corazón\”. Aseguran que tienen los perfiles de cerca de 13.500 embaucadores, e incluyen una página de \”infidelidades destacadas\”, entre ellas las de un hombre de 29 años de San Diego, en California, al que se acusa de cambiar de mujer como de camisa.

TrueDater.com busca contrastar los datos que se publican en sitios de citas online como Match.com, donde uno puede inventarse una identidad a la medida. Con la avalancha de sitios similares, las personas pueden ser lo que quieren, \”en lugar de lo que realmente son\”, señala Tasha Joseph, creadora de Don´t Date Him (No salgas con él).

\”Te crees que el tipo es perfecto, pero resulta que está casado y tiene cinco hijos\”, señala Joseph, que decidió crear esta web tras escuchar muchas historias de horror de boca de sus conocidas. Pero su sitio ha desencadenado la furia de muchos agraviados, hasta el punto de que existe una réplica que busca emprender una iniciativa legal contra ella y, por lo pronto, recoge testimonios de quienes se rebelan contra la publicación de datos que nunca fueron verificados.

Adivinar las verdaderas intenciones de una pareja al comienzo de una aventura amorosa siempre ha sido difícil, como prueban tantas novelas y películas que se inspiran en este dilema tan humano.

Pero en el ya casi prehistórico pasado pre-Internet, cuando las citas a ciegas sustituían a los servicios online, existía al menos un intermediario o Celestina que podía dar referencias sobre las dos partes.

En cuanto a los anuncios por palabras en periódicos y revistas, tampoco se podía mentir mucho en un espacio tan limitado y, además, el siguiente paso era encontrarse cara a cara, en lugar de mantener charlas online durante meses y alimentar fantasías que en muchas ocasiones poco tienen que ver con la realidad.

Ahora la Red ofrece su propia medicina, aunque para todos aquellos agraviados cuyas fotos y datos se publican abiertamente, desde luego resulta demasiado amarga.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios