BAQUIA

Situando a Florida en el mapa de Internet

La región del sur de Florida que agrupa a los condados de Dade, Broward y Palm Beach se ha situado estos últimos días en el punto de mira de todo el mundo por ser el escenario donde se decide el nombre del próximo presidente de Estados Unidos. Sin embargo, no es éste precisamente el tipo de atención que buscaban las asociaciones y entidades que pretenden convertir esta región en un nuevo Silicon Valley.

El espectáculo del recuento a mano de unos votos decisivos en las elecciones más importantes del planeta no dice mucho a favor del nivel tecnológico del país. Se podrá decir, y con razón, que política y sociedad no avanzan siempre de la mano ni lo hacen a la misma velocidad. En cualquier caso, los participantes en la conferencia “La nueva e-conomía: las ventajas del Sur de Florida” celebrada ayer jueves en Miami, se limitaron a pasar discretamente y con buen humor sobre el tema y se concentraron en el análisis de lo que se ha hecho y lo que falta por hacer para situar de verdad a Florida en el mapa de la nueva economía.

El presidente de Accris Corporation y cofundador de InternetCoast, Jeff Kline, mencionó cuatro motores que pueden impulsar esta región: la generación de contenidos para América Latina, la explosión de la oferta de ASP (proveedores de aplicaciones), el espíritu y ambiente familiar de Florida y las infraestructuras de telecomunicaciones de la zona.

Las iniciativas educativas que están desarrollando las principales universidades de la región –Florida International University (FIU), University of Miami o Florida Atlantic University- en el campo tecnológico y de los negocios digitales permiten asegurar la salida de profesionales preparados para trabajar en este sector. De todas formas, como se encargó de recordar un profesor universitario de la FIU presente entre los asistentes, un elevadísimo porcentaje de estos estudiantes todavía prefieren irse a trabajar a Silicon Valley u otras zonas del país al acabar sus estudios.

La infraestructura, clave

El principal ponente de la conferencia fue Scott Adams, fundador y presidente de la aceleradora de negocios tecnológicos Cenetec, con sede en Boca Raton. Adams, uno de los pioneros en el negocio del hospedaje de webs, vendió el pasado año su compañía Hiway Technologies a Verio por 257 millones de dólares. Tras convertirse en un emprendedor de éxito, Scott Adams intenta ahora ayudar a otros emprendedores a triunfar en la nueva economía.

Scott Adams explicó que el sur de Florida cuenta con la ventaja de la intensa colaboración entre los sectores público y privado en los tres condados mencionados, que quieren potenciar la marca “InternetCoast” como plataforma de apoyo e impulso para las compañías tecnológicas y de Internet de la región. Dijo también que se está logrando atraer capital hacia la zona, pero recordó que hay que mejorar las infraestructuras, ofrecer mayores incentivos a los trabajadores –por ejemplo, un buen sistema educativo público para los que no puedan asumir el coste de la educación privada para sus hijos- y relanzar la imagen de la región.

El \”NAP de las Américas\” despierta optimismo
Uno de los elementos que genera más optimismo en el sector es la creación de un “Network Access Point” (NAP), el “Nap of the Americas”, que se está construyendo actualmente en el centro de la ciudad y que se sumará a los otros cuatro puntos centrales de acceso existents en Estados Unidos, ubicados en Washington, Nueva York, Chicago y San Francisco. El NAP de Miami estará operativo el próximo verano y costará unos 200 millones de dólares. En el proyecto participan más de 50 compañías de telecomunicaciones.

Espíritu emprendedor

Una de las sesiones estuvo dedicada a analizar los riesgos y las recompensas del espíritu emprendedor de los empresarios de Internet. El debate llegaba en un momento en el que de la noche a la mañana desaparecen empreasas puntocom en las que decenas de emprendedores han invertido muchas horas e ilusiones.

Cuatro emprendedores del área de Florida explicaron su experiencia. Dale Leary, CEO de la compañía de marketing Raintree Media, lanzó un inequívoco mensaje a los asistentes que estuviesen pensando en convertirse en emprendedores: “Trabajarás mucho y no tendrás tiempo libre; siempre estarás pensando en el negocio, nada de jornadas de 9 a 5”.

Los otros tres ponentes coincidieron en esta apreciación y recordaron las condiciones que debe reunir un buen emprendedor para tener éxito. Alain Marcus, de la compañía de B2B Asista, destacó la necesidad de generar confianza en los clientes. “Puedes tener la mejor idea, el dinero necesario y el producto creado –explicó Marcus-, pero es totalmente necesario contar con la confianza de tus clientes”.

Jose Matto, responsible de la compañía de comercio electrónico 1hemisphere, añadió que acertar con los socios es fundamental, mientras que Brad Levine, CEO de Blue Frog Solutions, sumó a la lista de requerimientos dos condiciones básicas: “la honestidad y la integridad”. El último consejo lanzado por todos se refirió a la definición del modelo de negocio: todo emprendedor que se precie debe ser capaz de explicar muy claramente de qué va su empresa en un solo párrafo… y que todo el mundo lo entienda.

Abran paso: llegan los gigantes tradicionales

Posiblemente una de las sesiones más reveladoras sobre lo que está sucediendo ahora mismo en el mundo de Internet fue la dedicada a la entrada de las viejas compañías tradicionales en el campo puntocom. La moderadora de la sesión, Janine Warner, directora de desarrollo de negocio en español de KnightRidder.com, afirmó que “los mejores planes que veremos en Internet en los próximos meses serán de empresas tradicionales”.

Los supermercados Publix preparan el asalto a Internet
Office Depot, compañía que vende material de oficina y que cuenta con 855 tiendas en Estados Unidos y presencia en 18 países, es una de las empresas tradicionales que está apostando fuertemente por la Red. En 1999 Office Depot tuvo unas ventas totales de 10.300 millones de dólares. De estos, una pequeña pero no despreciable cantidad llegó a través de Internet: 350 millones, según explicó la vicepresidenta de comercio electrónico de la compañía, Monica Luechtefeld.

Las ventas online de este año serán de unos 800 millones de dólares, mientras que las previsiones de Office Depot para el año 2001 hablan de casi 2.000 millones de dólares.

Otra gran empresa comercial con muchos años de historia, la cadena de supermercados Publix, está preparándose para entrar duarnte la primavera de 2001 en el difícil sector de la venta de alimentos online. Publix cuenta con 643 tiendas en Florida, Georgia, Carolina del Sur y Alabama. Las ventas en 1999 fueron de 13.100 millones de dólares.

Publix ha creado una filial, PublixDirect, que se encargará de vender a través de Internet y llevar a las casas de los clientes los productos alimenticios de Publix. Su presidente, Thomas O’Connor, explicó que con su entrada en Internet, Publix pretende defender su negocio, expandirlo con nuevas categorías de producto y aprovechar los enormes recursos ya existentes. A pesar de los problemas por los que pasan las empresas de Internet en este difícil sector, O’Connor argumentó que “hay un nuevo canal, la gente lo quiere utilizar, y si no lo hacemos nosotros vendrán otros a dar el servicio”.

Thomas O’Connor cree que Internet se llevará aproximadamente el 10% de las ventas de los supermercados. La representante de Office Depot se mostró convencida de que el porcentaje sera mucho mayor.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios