BAQUIA

SMS: un mercado creciente

En todo el mundo Gartner calcula que se enviaron el pasado año 146.000 millones de SMS, que podrían ascender a 168.000 millones este año. En 2001 la cifra fue de 103.000 millones de mensajes.

Los ingresos generados para las operadoras por este tráfico fueron en 2001 de 13.400 millones de dólares. Cabe señalar que el 80% de los mensajes fueron de tipo personal, por lo que el 20% restante -unos 2.680 millones de dólares- fueron ingresos generados por mensajes comerciales.

Los jóvenes son indudablemente el principal consumidor del mercado de mensajes SMS. Según una investigación de W2F en 20 de los principales mercados mundiales, este año el 44% de la población de entre 5 y 24 años de dichos mercados, en total unos 104 millones de consumidores, poseerá un teléfono móvil. Esta cifra aumentará a 134 millones en 2006 (un 57% de penetración).

Estos usuarios gastarán este año 11.900 millones de euros en SMS, cantidad que irá progresando hasta los 17.200 millones del año 2006. Aunque las melodías, los juegos y los MMS (éstos aún muy escasamente) forman también parte de sus hábitos de consumo, quedan muy lejos de las cantidades destinadas a los mensajes SMS, como se observa en la tabla:

Más información en Los jóvenes, un público determinante para el futuro de los móviles 3G

Estados Unidos, el gran mercado pendiente de despegue

En Estados Unidos, la penetración de la telefonía móvil ascendía al 53% a finales de 2002 (frente al 50% de junio de 2002), cifras aún alejadas de los países de Europa oriental, donde la penetración del móvil se sitúa como media entre el 75 y el 80%.

Según las estimaciones de Telephia, con vistas al presente 2003, una de cada cuatro estadounidenses que no posee teléfono móvil adquirirá un aparato durante este año (especialmente hispanos y jóvenes de entre 18 y 24 años), por lo que la penetración podría situarse al acabar el año en torno al 65%.

Derivando de los motivos anteriores, la utilización de los mensajes SMS en los Estados Unidos es mucho más baja que en Europa, como puede observarse, por ejemplo, en el contraste con las cifras del mercado español.

Según Telephis, únicamente el 20% de la población estadounidense hacía uso a finales de 2002 de este sistema de comunicación, y aún siendo baja, la cifra ha aumentado notablemente desde el 12% de finales de 2001. Destacan en el uso de SMS los jóvenes de entre 18 y 24 años, con un 35% de utilización entre ellos (frente al 32% de 2001).

Es más, aún entre los poseedores de móvil que utilizan SMS, la frecuencia de uso es baja, ya que sólo el 38% envía o recibe al menos un mensaje al día, frente al 80% de los usuarios españoles. Algunas de las razones que explican el escaso uso de los SMS en Norteamérica pueden ser:

  • La menor adopción de los móviles en los Estados Unidos se debe en parte al menor coste de las llamadas de telefonía fija, que no se cobran por minutos, como suceden en muchos países europeos.
  • En Europa, los operadores han adoptado como estándar tecnológico el protocolo GSM, lo que garantiza la compatibilidad de las comunicaciones entre los diferentes operadores y zonas geográficas. En cambio, en Estados Unidos los proveedores de servicios han adoptado diferentes tecnologías (CDMA; TDMA, GSM), que impiden que el móvil pueda ser utilizado en todas las zonas del país y entre diferentes operadores.
  • La tasa de renovación de los aparatos móviles es también otro factor importante para la adopción de nuevos servicios, más aún en el caso del mercado norteamericano, en el que muchos modelos fabricados antes del año 2000 no permiten el envío de SMS, debido a la nula demanda de este servicio que existía entonces. Así, un tercio de los usuarios de móvil (el 42% entre los jóvene4s) planea cambiar de terminal durante 2003, lo que pdría seguir favoreciendo la adopción de nuevos servicios.

En muchos mercados ha sucedido que los SMS no han comenzado a popularizarse verdaderamente hasta que la penetración de los móviles no ha superado una cifra que puede situarse en torno al 40 ó 50%. Este es el punto aproximado en el que se encuentra ahora el mercado estadounidense, lo que puede servir como esperanza para el despegue de este mercado.

Los usuarios europeos a la espera de los servicios 3G

Según una investigación elaborada por TNSF en 10 países europeos, el 42% de los consumidores europeos están interesados en utilizar los servicios de la telefonía de Tercera Generación, para lo cual están dispuestos a pagar más dinero por los terminales y los servicios (MMS, acceso a Internet, correo electrónico, etc.).

  • Actualmente, el gasto medio de los usuarios de telefonía móvil en Europa es de 26 euros, siendo de unos 20 euros para los usuarios con teléfonos de prepago y de 37 para los de contrato. Con la utilización de los nuevos servicios, el gasto medio por usuario podría aumentar alrededor de un 30%.
  • Por lo que se refiere a la compra de terminales, los consumidores declaran estar dispuestos a gastar hasta 330 euros.
  • Entre los servicios 3G que más interesan a los usuarios, destaca el envío y recepción de correos electrónicos (77%) y el envío de sonidos o imágenes (77%). Menos interés despierta la descarga de música (47%) o de vídeos (40%).
  • Por último, los consumidores europeos depositan su mayor dosis de confianza en las grandes operadoras de cada país como las más capacitadas para ofrecer servicios 3G viables, mostrándose más escépticos a este respecto con las operadoras que no alcancen el 20% de cuota de mercado.

Las expectativas de los consumidores europeos ante la llegada de la telefonía 3G ha mejorado ostensiblemente si se comparan con la situación de hace año y medio, en el que tanto el nivel de conocimiento de esta nueva tecnología, como el interés de los consumidores por este tipo de servicios eran muy reducidos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios