BAQUIA

Software español, ese gran desconocido

Poco antes de la reciente cumbre del G-20 en Washington, escuchamos innumerables razonamientos acerca de la necesidad de la presencia de España en el evento, argumentando que la octava economía del mundo no podía faltar en tan significativa cita. De acuerdo, tal vez seamos una potencia económica, pero hay datos alarmantes que invitan a preguntarnos a qué coste hemos alcanzado esa posición.

Por ejemplo, este: las empresas españolas representan el 1% del sector del software europeo. Sólo Panda Security y Meta4 salvan la honrilla de que en el ranking de los primeros 100 fabricantes de software europeos no haya representación alguna de empresas españolas. Parece que “software” y “español” son términos que se asocian con dificultad, por lo que podremos presumir de ser la octava economía mundial, pero el margen de crecimiento de los ladrillos y los servicios turísticos no ofrece muy buenas perspectivas de futuro… O sí, si nos resignamos a ser retiro de jubilados y turistas.

Dado este panorama, recordar la importancia de cuidar la calidad del software casi puede sonar a predicar en el desierto. Pero ahí queda el esfuerzo de algunos por recordarnos la importancia estratégica de este sector.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios