Sólo el 3% de los móviles se reciclan

Un teléfono móvil que ya no se utiliza puede ser desde un desecho tecnológico, una inesperada fuente para extraer minerales o un objeto abandonado en un cajón. Generalmente, esto último es lo que sucede con más frecuencia con los aparatos fuera de servicio.

Esa es la principal conclusión de un estudio global encargado por Nokia, que ha entrevistado a 6.500 personas de 13 países (Finlandia, Alemania, Italia, Rusia, Suecia, Reino Unido, Emiratos Árabes, EEUU, Nigeria, India, China, Indonesia y Brasil) con el objetivo de averiguar su actitud y comportamiento ante el reciclaje.

Según el estudio, apenas 3 de cada 100 usuarios recicla los móviles en desuso. Además, parece claro que la conciencia ecológica no está demasiado extendida: el 74% de los encuestados afirma que no considera la opción de reciclar los teléfonos, a pesar de que el 72% cree que el reciclaje es importante para el medioambiente.

La mayoría de la gente no recicla porque no sabe cómo hacerlo, e incluso la mitad de los encuestados desconoce que exista esa posibilidad. Cuando la vida de su móvil acaba, un 3% lo recicla, un 4% lo tira a la basura, un 16% intenta revenderlo, un 25% lo regala a un amigo o familiar y un 44% simplemente lo guarda en un cajón.

Nokia destaca que entre el 65 y el 80% de los componentes incluidos en sus móviles son reciclables. Las partes plásticas no recuperables se utilizan como combustible en el proceso, y otros materiales se destinan a usos tan diversos como la fabricación de chips, carreteras, menaje de cocina, ortodoncias e instrumentos musicales.

Según Markus Terho, director de la división medioambiental de Nokia, si cada uno de los 3.000 millones de personas que posee un móvil reciclara un aparato, podrían ahorrarse 240.000 millones de toneladas de materias primas, y reducir la emisión de gases equivalente a 4 millones de coches.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios