BAQUIA

Sólo el 7% de los usuarios utiliza los sitemaps

Los mapas de web o sitemaps son un elemento clásico en el diseño de una web. Si no encontramos lo que buscamos navegando entre pestañas y menús, o si el buscador no nos ofrece las respuestas que esperamos, siempre podemos recurrir a este esquema que nos muestra de un vistazo toda la estructura de la web.

Ahora bien, en esta era de googledependencia que vivimos, los sitemaps no son un elemento al que se recurra con demasiada frecuencia, tanto por usuarios, que optan por otros métodos para encontrar lo que buscan, como por webmasters y diseñadores, más preocupados, por ejemplo, por optimizar su estrategia SEO..

El gurú de la usabilidad Jakob Nielsen ha dirigido un estudio para evaluar en qué medida los usuarios de una web recurren a esta herramienta. Para ello estudió el comportamiento de dos grupos de usuarios a los que se les asignó una determinada tarea partiendo de la home de un grupo de páginas dedicadas a actividades diversas (B2B, B2C, marketing, contenidos, etc.)

La primera conclusión es que son muy pocos los usuarios que recurren al mapa de la web, únicamente el 7%. En el primer estudio elaborado sobre esta materia, hace siete años, el porcentaje era mucho mayor, del 27%. Claro que por entonces la googledependencia aún no causaba estragos…

Si el porcentaje de usuarios que recurre a ellos es tan pequeño, ¿vale la pena molestarse en mantener un sitemap? Nielsen cree que sí, ya que es la única manera de ofrecer de un solo vistazo una panorámica completa de una web, además de acceso instantáneo a todas sus partes.

Nielsen ofrece dos principios básicos para cualquier mapa de una web: llamarlo siempre con el mismo nombre y enlazarlo a través de dicho nombre desde todas las páginas de la web, y utilizar diseño estático, prescindiendo de animaciones, widgets o interactividad.

Nielsen nos recuerda que un mapa debe ser sencillo y claro, limitándose a su papel de índice de enlaces o partes de la web. Nada de aventuras, improvisaciones ni obligar al usuario a probar nuevas formas de interactuar con la página.

Teniendo en cuenta estos principios, la conclusión es que un buen sitemap nunca estará de más: ayudará a algunos usuarios, no molestará al resto, es fácil de diseñar y barato de mantener.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios