¿Son las compañías de tecnología lo suficientemente verdes?

Lo verde y lo ecológico se lleva, no hay duda. Desde hace ya algún tiempo, la concienciación por el medio ambiente no ha hecho más que crecer. Un ejemplo más que evidente es el último Premio Nobel de la Paz, Al Gore, que con su documental Una verdad incómoda ha conseguido que, como mínimo, remover las conciencias con respecto al cambio climático.

En este sentido, las compañías tecnológicas no quieren quedarse atrás y lanzan sus propias versiones “verdes” de distintos productos, así como campañas de concienciación, tal y como recoge un artículo de PcWorld coincidiendo con el Día Mundial de la Tierra.

Así, Apple cuenta con la campaña “My Greener Apple”, en la que apuesta por eliminar los productos tóxicos de sus productos y por el reciclaje. No obstante, Greenpeace no las tiene todas consigo y señala que a pesar de la intención de Apple de elaborar productos más ecológicos, su gadget estrella en estos momentos, el iPhone, contiene dos sustancias químicas (BFRs y PVCs) que ha prometido dejar de utilizar a finales de 2008.

Otro de los grandes, Microsoft, también quiere demostrar a los usuarios que se preocupa por el medio ambiente. Así lo hizo el año pasado, cuando patrocinó los conciertos Live Earth, dedicados a combatir el cambio climático.

Nintendo hizo lo propio con el videojuego para su consola DS Chibi-Robo: Park Patrol, basado, según la compañía, “en el creciente movimiento medio ambiental”. Sin embargo, y según la guía de Greenpeace Greener Electronics, le queda mucho por hacer, ya que se sitúa como la compañía tecnológica peor posicionada en este sentido.

“Ser verde es más que una nota de prensa”, asegura la coordinadora de reclamaciones de Greenpeace Internacional, Zeina Al-Hajj. “Necesitas hacer algo más que promover el concepto de combatir el cambio climático, necesitas hacerlo como compañía”, añade.

En el documento de la ONG antes citado, Samsung, Toshiba y Nokia aparecen como las tres empresas más concienciadas con el medio ambiente y las que más esfuerzos hacen a la hora de reciclar y eliminar los componentes tóxicos de sus productos. La peor parte se la llevan Nintendo, Philips y Microsoft.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios