BAQUIA

Sony inicia la cuenta atrás para acabar con los disquetes

Los disquetes ya han cruzado la línea de ser un sistema viejo a uno obsoleto, y de ahí a convertirse en un artículo para la nostalgia. Nos acordamos de cuando 1,44 Megas era un montón (y más que suficiente), de cuando necesitábamos uno para formatear el ordenador y de aquella pestañita para proteger el contenido que a veces se nos olvidaba mover.

Lo sorprendente es casi que Sony haya seguido fabricándolos todo este tiempo; en realidad ya había detenido la producción en la mayoría de los mercados. Japón es el último.

El caso es que aunque lo diéramos por muerto y enterrado, Sony, la única gran empresa que sigue fabricándolos, vendió 12 millones de unidades el año pasado, a usuarios que suponemos, estarán empezando a comprarlos por decenas para aprovisionarse o, quién sabe, comprándose un ordenador \”nuevo\” de hace cinco o seis años, que venga con disquetera.

A partir del año que viene se detendrá su fabricación, después de que la oleada primero de discos (CD, DVD y ahora el DVD de alta definición) y de memorias USB (ya se está preparando la invasión de los sistemas 3.0) convirtieran a los discos flexibles en reliquia del pasado. A partir de ahora, los nostálgicos pueden consolarse con libretas, post-its, bolsos o cubiletes para lápices.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios