Sony trabaja en pantallas plegables ultrafinas

Los televisores de tubo son cada vez más una reliquia del pasado, desplazados por la elegancia y liviandad de las pantallas planas. Pero incluso éstas podrían convertirse en unos años en un armatoste, comparadas con las pantallas ultrafinas en las que trabajan ya algunos científicos.

Se trata de pantallas de menos un milímetro de espesor, que podrían ser empleadas para televisores, ordenadores, teléfonos móviles o periódicos digitales. Su extrema ligereza permitiría además doblarlas, plegarlas, enrollarlas o transportarlas con facilidad.

Esto podría facilitar que se incorporaran a todo tipo de soportes en los que ahora es inimaginable instalar una pantalla, por ejemplo, en prendas de ropa, en envases de productos de alimentación o en una manta para ver la tele o trabajar con el PC sin salir de la cama.

Sony ha fabricado ya un prototipo de pantalla ultrafina, transparente y flexible, junto con ingenieros alemanes del Max Planck Institute. La pantalla está fabricada con moléculas orgánicas que emiten luz en todas las direcciones para formar imágenes, lo que proporciona un ángulo de visión total.

Sony ya presentó en 2006 una primera versión de este tipo de pantallas, pero las dificultades técnicas y económicas frenaron su producción masiva, que podría emprender dentro de poco. Además, tiene la ventaja de consumir menos energía, por lo que las baterías duran más tiempo.

Todavía es pronto para hablar de su comercialización masiva, aunque las primeras aplicaciones podrían destinarse a los portátiles y los móviles. En realidad, se trata más de una tecnología que servirá como soporte a nuevos formatos audiovisuales aún pendientes de ser inventados.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios