Sony y Amazon se disputan el comercio del libro electrónico

Pocos habrían apostado por la tecnología del libro electrónico en sus inicios. El romanticismo del papel, la frialdad de una pantalla, el cansancio de la vista… muchos han sido los argumentos que se han dado para desconfiar de la lectura digital de los libros. Sin embargo, y a pesar de que las lecturas digitales siguen estando a años luz de las físicas, el libro electrónico es cada vez más usado por propios y extraños y contribuye a un renacimiento de la lectura.

El principal obstáculo que se le ha visto siempre a la lectura digital ha sido el cansancio de la vista provocado por la pantalla de un ordenador. Sin embargo, los libros electrónicos poseen la tecnología llamada ‘de tinta electrónica’, gracias a la que se consigue pantallas sin retroiluminación y se evita, de este modo, que la vista se canse y la lectura se complique.

El comercio del libro electrónico está en auge y en su cima se dan cita dos grandes competidores: Sony y Amazon, que se reparten los mejores avances tecnológicos y un importante porcentaje de la cuota de este mercado. Ambas marcas están en una constante competencia que estos días vive sus mejores episodios. Por un lado, Sony sacó hace dos meses el PRS-700, su nuevo lector de libros electrónico. En esta última versión, Sony introdujo unas importantes y beneficiosas novedades, como la inserción de una pantalla táctil y el establecimiento de un lector con luz incorporada. Este aparatito, de tan sólo 283 gramos de peso, puede acumular cerca de 350 libros, una cantidad que parece más que suficiente si tenemos en cuenta la cantidad de libros que lee una persona normalmente. El precio de este lector es cercano a los 400 dólares.

En el otro rincón del ring tenemos Kindle, el lector de libros electrónico de Amazon. Este lector, ligeramente más barato que el PRS-700, está preparando su nueva y renovada versión, que saldrá en 2009 para continuar la lucha con Sony. En algunas páginas web han salido posibles fotos de este nuevo modelo, del que se desprende una reforma en el teclado, mientras que la pantalla de 6 pulgadas se mantiene. Gizmos informa de otras novedades, como la desaparición de la banda táctil del costado y de la ranura MicroSD. Una de las ventajas de Kindle frente a su opositor es que desde el PRS-700 no se pueden descargar libros, algo que sí se puede hacer desde Kindle.

Sin duda corren buenos tiempos para Kindle. La marca acaba de hacer público que en este primer año de existencia ha vendido nada menos que 250.000 aparatos, una cifra verdaderamente sorprendente. Sin embargo, y al margen de las ventas de Kindle, lo que de verdad ha sembrado el optimismo en Amazon es el increíble aumento de las descargas de libros electrónicos, que actualmente copan el 10% de las ventales totales de libros por parte de esta compañía.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios