BAQUIA

SOS de las empresas: personal cualificado, ya

Esta cifra supone el triple de la cantidad de trabajadores especializados que se necesitaban hace un par de años. Y eso que el ritmo de crecimiento del empleo en el sector tecnológico de la UE se acercará al 10% en los próximos años. Pero el último estudio de la OIT insiste: el problema es del tal magnitud que le ha costado a Europa unos 105.000 millones de dólares en PIB desde hace dos años, y todo ello con 15 millones de europeos en paro. Lo cual no deja de ser un tanto paradójico.

La primera consecuencia de la carencia de estos profesionales está siendo la creciente tendencia a subcontratar y cambiar de localización los servicios, porque las empresas no sólo buscan trabajadores, sino también ahorro de costes. Técnicos de países norteafricanos, por ejemplo, controlan muchas de las cámaras de seguridad que vigilan los bancos suizos.

Una solución adecuada podría ser la flexibilización de las legislaciones sobre inmigración, algo que, según la propia OIT, cada vez solicitan más las empresas. Para los países receptores de trabajadores sería una excelente medida, no así para los exportadores de talentos, que temen que se produzcan fugas de cerebros.

Cuestión de visados

El Gobierno de EEUU concede desde hace algún tiempo los visados denominados H-1B, destinados a captar empleados altamente cualificados en materia tecnológica. Este país es uno de los que más está sufriendo la carencia de especialistas, y es allí donde se están produciendo las mayores avalanchas de informáticos hindús, del sudeste asiático o de Europa Oriental. En cambio, la UE, siempre a la zaga, se muestra reticente a adoptar medidas de este tipo, y el flujo de inmigrantes técnicos es de sólo unos pocos miles de personas al año.

Pero algunos países del viejo continente empiezan a rendirse a la evidencia, como Alemania, que el pasado mes de agosto adoptó una norma que permitía la entrada al país de 20.000 informáticos durante los próximos tres años. Haciéndose eco de las peticiones de sus cámaras de comercio exterior, Alemania ofrece la llamada grüne-karte (permiso de residencia y trabajo por cinco años, prorrogable si concurre un interés público) a aquellos informáticos de fuera de sus fronteras que acrediten que cuentan con un título universitario o, en su defecto, los conocimientos necesarios para trabajar en una compañía germana.

Alemania importará 20.000 informáticos durante los próximos tres años

Gran Bretaña también ha lanzado medidas destinadas a acelerar la aprobación de nuevos permisos laborales. Por su parte, los empresarios españoles todavía no han dicho esta boca es mía… Ojalá no tengan que arrepentirse. Porque si hablamos de las pymes, el panorama en Europa es aún más desolador: el 68% de estas compañías estima que la escasez de informáticos influye negativamente en su crecimiento.

Los funcionarios de Bruselas han elaborado un documento que concluye que la formación debería dirigirse prioritariamente a mujeres, jóvenes a punto de acceder al mercado laboral, parados de larga duración, discapacitados y empleados de baja cualificación. El sector tecnológico, para no quedarse atrás, también pide incentivos fiscales para las inversiones destinadas a enseñanza de tecnologías de la información.

Por pedir que no quede. Los empresarios también solicitan más estímulos al uso de opciones sobre acciones, incentivos a las inversiones en empresas de la Nueva Economía e incrementar los incentivos fiscales de las inversiones en I+D. Los perfiles más demandados por las compañía son diseñadores de nuevos medios, técnicos de nuevos medios, técnicos de redes, especialistas de marketing electrónico y agentes de información.

Producción inagotable

Al otro lado de la balanza están los exportadores de mano de obra: Rusia, Pakistán, Argelia, Rumanía o India, que cada año dicen adiós a mil informáticos de cada uno de ellos para salvar las barbas de los países occidentales. De hecho, la OIT asegura que si el problema se agudiza o perpetúa, se incrementará todavía más el traslado geográfico de las industrias, así como la brecha informática entre las regiones europeas tecnológicamente ricas y las pobres. Porque, si bien Europa tiene unos 50 millones de internautas (es decir, alrededor de una tercera parte del nivel de usuarios de Estados Unidos), la utilización de la Red crece mucho más en la UE.

Si hubiera que señalar a un país puntero en la materia, al auténtico vivero de cerebros para la Nueva Economía, probablemente todos los ojos se volverían hacia la India. Allí aparecen decenas de miles de profesionales tecnológicos y, no contento con ello, el Gobierno tiene previsto subir el presupuesto destinado a educación y conseguir formar a 200.000 techies cada año a partir de 2007. Los centros formativos del país asiático \”expiden\” unos 180.000 ingenieros cada año en todas las disciplinas, de los que casi 95.000 son expertos en tecnologías de la información.

Bueno. Pues a pesar de conocer lo preparados y baratos que resultan los ingenieros hindúes, países como Estados Unidos continúan restringiendo el acceso a sus mercados tecnológicos. La Information Technology Association of America (ITAA) cifra el déficit estadounidense en 850.000 empleados para los próximos doce meses.

La UE pide que la inversión en enseñanzas tecnológicas tenga incentivos fiscales

De hecho, las empresas de Silicon Valley se encuentran tan afectadas que han tenido que coger al toro por los cuernos: las más grandes, entre ellas IBM, Microsoft y Hewlett-Packard, han abierto centros de producción en la India, subcontratando compañías locales. Y la jugada, claro, les ha salido redonda: están logrando millones de líneas de código de una notable calidad y con un desembolso bastante inferior al que deberían realizar en EEUU.

La Asociación Nacional de Empresas de Software y Servicios de India (Nasscom) está haciendo campaña para que el Ejecutivo hindú aumente la cuota de visados. Pero esta cuestión es sólo una parte del problema: los informáticos hindúes suelen hacer carrera en EEUU y, una vez que han conseguido la experiencia necesaria, toman el avión de vuelta para hacer negocios. Hotmail, el archifamoso servicio de correo electrónico, es el paradigma de lo que decimos: lo desarrolló Sabeer Bathia, de la India, y luego Microsoft lo compró por nada menos que 400 millones de dólares.

Ahora las preguntas son dos: ¿Por qué la India produce tantos techies? Porque allí la enseñanza de las matemáticas es casi una cuestión de Estado. Y, si aquel país tiene tantos técnicos, ¿por qué no es una potencia puntocom? Pues porque su rígida legislación impide un adecuado desarrollo de las empresas.

Temas relacionados:
  • Informáticos: los amos del mundo En Baquía.com
  • Su sueldo en acciones: ¡Hagan juego! En Baquía.com

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios