BAQUIA

Sprint baja a los infiernos al caer sus ingresos un 72%

Ni siquiera el hecho de ser la tercera telefonía más importante de Estados Unidos la exime de darse de bruces con unos malos resultados. Sprint ha visto cómo en este primer trimestre los ingresos disminuían y disminuían hasta ser un 72% menores que en el mismo periodo del año anterior. La rebaja en el precio de las llamadas telefónicas, junto con el incremento de la competencia y las inversiones realizadas con el fin de construir su negocios de datos y servicios sin cables, han sido los principales factores que han ayudado a cosechar esa tremenda caída.

Los ingresos obtenidos a través de se negocio de telefonía fija ha pasado de ser superiores al billón de dólares a no superar los 315 millones. Lo que se dice una auténtica bofetada.

Aun así, Sprint ya advirtió en febrero que los resultados ahora conocidos iban a estar por debajo de los esperado, sobre todo a raíz de la entrada de la competencia en las llamadas a larga distancia.