BAQUIA

Sra. Birulés, yo voy en autobús

Nada más levantarme esta mañana me he conectado a Internet para leer las noticias del día. De la ingente cantidad de información que me ofrece la Red, he extraído las siguientes declaraciones de la ministra española de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés: \”Los ciudadanos deben usar las Nuevas Tecnologías con la normalidad con la que cogen el autobús\”. A pesar de que ya estoy acostumbrado a este tipo de declaraciones por parte de la titular del departamento que se ocupa de la Sociedad de la Información en España, me siento afortunado porque soy uno de los cuatro millones de personas (siete, según la consultora Net Value) que se conecta con asiduidad a Internet en España. Vamos, que navego por la Red con la misma tranquilidad que me siento todas las mañanas en un autobús. Señora ministra, soy un de ciudadano de esos que quiere que en el futuro sean la norma y no la excepción.

Según las encuestas que se realizan periódicamente en España, mis portales favoritos deberían ser Terra, Yahoo! y Microsoft. Esto se debe a que, en teoría, el 93% de los internautas de este país dirigimos nuestros primeros pasos a los portales y buscadores, que tan sólo en el mes de enero registraron una audiencia única de 3,35 millones. Lo segundo que más solicitamos son los sitios web en los que se ofrecen servicios de Internet y telecomunicaciones. Por lo menos el 65% de los navegantes acudió a uno de estos sitios en alguna ocasión durante el mes pasado, afirma un estudio de la consultora AC Nielsen/Netratings.

Al mes los españoles nos pasamos una media de 7 horas y 25 minutos conectados, lo que nos coloca en las primeras posiciones si nos compramos con nuestros vecinos europeos. Claro que siempre hay quien nos supera. En este caso son los alemanes, que dedican 8 horas y 15 minutos por persona al mes.

Los españoles se conectan una media mensual de 7 horas y 25 minutos

La que todavía no tengo plenamente arraigada es la tendencia a dejar de comprar en las tiendas de toda la vida (brick and mortar lo llaman algunos) para sentarme delante del ordenador y llenar mi carrito de la compra en alguna de las varias páginas de comercio electrónico existentes. Alguna vez sí he comprado algún artículo, por lo que de inmediato paso a pertenecer al escaso 10% de usuarios que tecleó algún sitio de e-commerce durante el pasado mes de enero. Según la encuesta elaborada por Nielsen Netratings la media mensual que hemos los internautas comprando online ha sido de 18 minutos y 38 segundos. Bastante si se toma como referencia el tiempo de media que invierte cada internauta en ver una página: 50 segundos.

Además, si tengo que fiarme de las previsiones de crecimiento que experimentará este sector en 2000 tendré que replantearme muy seriamente que el e-commerce es algo con lo que conviviré inexorablemente en los próximos años. Aproximadamente 191 millones de dólares moverá el sector este año en España, según afirmó José Luis Nueno, profesor del Instituto de Estudios Superiores de Empresa (IESE), en el marco del VII Encuentro del Sector de la Distribución. En 2000 se quedó en 60 millones de dólares, tres veces menos.

Españoles, piratas de la Red

Aunque no debería escribirlo si pretendo evitar que me tachen de \”progre\”, soy uno de los miles de españoles que defiende el uso de programas de intercambio de archivos musicales en formato MP3. Lógicamente, mi favorito es Napster. Pero ojo, que no soy el único. Porque al menos 658.000 (el 22,5% de los internautas) no sólo saben cuál es este sistema, sino que también lo utilizan con bastante frecuencia.

Desconozco si será porque nos gusta ahorrarnos unas pesetas, porque preferimos escuchar primero lo que más tarde vamos a comprar o porque nos bajamos canciones de discos que jamás adquiriríamos, pero según un informe somos los europeos que más partido saca a Napster. En Alemania sólo lo hace el 10,7% de los usuarios, mientras que Francia es el 9,9% y en el Reino Unido el 9,5%.

Según la consultora Netvalue, el perfil del usuario español que se conecta a Napster es mayoritariamente masculino (72,3%) y menor de 24 años (63,4%). Eso sí, que nadie se piense que esto de descargar canciones de Internet sólo lo hacen los más jóvenes. Casi el 4% de los internautas españoles mayores de 50 años ha descargado algún tema de Napster, programa al que, por cierto, tendremos que cantar Adios con el corazón en breve.

2,64 millones de usuarios españoles de banca online habrá en 2004

Los que no van a desaparecer (me juego el cuello) son los nodos de banca. Es cierto que por estas tierras todavía mostramos ciertas reticencias a sitios de estas características, aunque todas las consultoras y expertos coinciden en señalar que por poco tiempo.

Los sitios web que ofrecen asesoría financiera, compraventa de valores, seguros y servicios bancarios online están creciendo paulatinamente a tenor de lo que indica el último estudio elaborado por Jupiter MMXI. Lacaixa.es, con 330.000 visitantes únicos; invertia.com, con 226.000; BBVnet.com, con 129.000; cajamadrid.es y ebankinter.com con 126.000 y 119.000 visitantes respectivamente, son los más visitados.

Pero una cosa es consultar y otra bien distinta utilizar la banca por Internet, porque su uso, aunque crece, no termina de despuntar. De hecho, el 41,4% de los españoles confía poco o nada en la seguridad de los servicios bancarios por Internet, mientras que el 11,7% se muestra muy seguro de las transacciones online. Ésta es una de las conclusiones que se reflejan en Cuadernos de Información Económica, de la Fundación de las Cajas de Ahorro.

En definitiva, que los usuarios de la banca online son como las meigas: haberlos haylos, pero con cuenta gotas. O eso es lo que afirma la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) y el Departamento de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid, quienes pusieron de relieve que sólo hay 700.000 usuarios habituales de servicios de banca online en España. El resto, mientras tanto, espera sentado a ver cómo les va a los pioneros de este servicio.

A pesar de que la cifra es bastante exigua, la tendencia es positiva y tendrá uno de sus puntos álgidos en 2004, fecha en la que habrá 2,64 millones de usuarios de banca online. El factor principal que contribuirá a este crecimiento no será el aumento de confianza, sino la implantación de nuevas técnicas de conexión, como el teléfono móvil y la televisión digital. Por último, la consultora Shandwick International se encarga de poner la nota de realismo (o de pesimismo, según se mire) al asegurar que dos de cada tres españoles ha afirmado que no tiene ninguna intención de utilizar nunca los servicios que ofrece la banca por Internet. Tiempo al tiempo.

Tomando posiciones

Los españoles estamos tomando posiciones en esto de Internet casi sin que nadie se entere y sin propiciar un solo codazo. La necesidad de que la Red se adapte a las características hispanas y no al revés ha propiciado que ya vaya a ser posible teclear direcciones con caracteres como la \”ñ\” o la \”ç\” del catalán. Por algo se empieza…

En fin que, en líneas generales, las cosas de Internet van mejorando por estos lares, en donde incluso tenemos una compañía de Internet famosa en medio mundo. Terra (ahora junto a Lycos) es el principal destino de los españoles, aunque también el principal foco de quejas, principalmente por el acceso que proporciona a sus clientes. Porque, como es lógico, a medida que aumenta el porcentaje de internautas, incrementa el grado de exigencia.

Como la mayoría de los avances, el de la velocidad de conexión se está llevando a cabo poco a poco. Ya hay 50.000 clientes abonados al servicio de conexión rápida ADSL de Telefónica, pero los frecuentes cortes de conexión provocan que las quejas lluevan constantemente sobre la compañía presidida por Joaquim Agut. \”Hemos pasado de tener un servicio muy malo a tener uno que podemos calificar de malo tirando a regular. Nosotros calculamos que hay un 30% de los usuarios que tiene algún tipo de problemas\”, explica Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas.

Es triste reconocerlo, pero a pesar de lo que indican la mayoría de las estadísticas, en España no todo marcha a las mil maravillas. Es verdad que el número de usuarios crece paulatinamente, pero a juicio de una demoledor informe del Instituto de Economía Alemana de Colonia, España ocupa el farolillo rojo junto con Grecia en el índice de penetración de Internet, con un 15,7 % de hogares conectados a la Red. Una cifra que no es mala hasta que se compara con la media europea, que llega al 28,4 %.

En fin, que los españoles viajamos en camionetas aunque miramos cómo nos adelanta el autobús que en muy poco tiempo montaremos con total indiferencia.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios