BAQUIA

Steve Jobs reniega de Mickey Mouse

Nadie puede decir que Steve Jobs no haya demostrado con frecuencia tener razón. Se rieron de él cuando decía que existía un mercado masivo para la venta de ordenadores. Volvieron a hacerlo cuando quiso incorporar un interfaz gráfico a sus Macs. Cuando presentó su i-Pod todos dijeron que se había vuelto loco, y hoy es el equipo electrónico más vendido del mundo.

En fin, que no se le puede tomar en broma. Este gran maestro del show, no contento con ser el CEO de Apple, tiene tiempo para gestionar Pixar, la compañía de diseño gráfico más famosa del mundo que ha dejado atrás al clásico Disney, con rotundos éxitos como Toy Story, Monsters Inc. o Buscando a Nemo.

Esta vez, de nuevo, todos están de acuerdo: Steve ha cometido un error al no renovar su contrato con Disney. Ahora si se ha equivocado definitivamente. Su alianza le garantizaba la distribución en el mundo y la maquinaría de publicidad de Disney le avalaba sus éxitos en todo el planeta. ¿Qué va a hacer ahora una pequeña empresa como Pixar?

La historia es que, al parecer el CEO de Disney, Michael Eisner, es tan belicoso y testarudo como el propio Steve. Ambos se odian, según cercanas fuentes que les conocen bien. La rotura de relacionesse debe a la falta de sintonía entre los dos.

Steve ya ha dicho varias veces que Eisner no tiene el respeto debido a Pixar y el final de su contrato original por 7 años -y la correspondiente negociación para su renovación- ha sido, según The Economist, la gota que ha colmado el vaso.

Desde ahora Pixar vuela sola, y Steve tiene que demostrar a sus inversores que su falta de entendimiento con Éisner no ha sido simplemente una tozudez por su parte. Algo que no será fácil, dado que las acciones de Pixar están, según algunos analistas, muy sobrevaloradas y ello hace que la empresa no tenga demasiado margen de error.

¿Quién está a favor de Steve?

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios