Stuxnet, ensayado en Israel y con apoyo de EEUU

El otoño pasado, el gusano Stuxnet atacó a Irán, India, Indonesia o Pakistán. Y cuando los afectados aún se estaban recuperando, el Gobierno iraní afirmó que el malware había intentado atacar sus instalaciones nucleares, acusando a Israel de haber orquestado el ataque.

Ahora, un artículo en The New York Times apoya esta teoría, señalando que el malware no sólo se lanzó desde Israel, sino que su desarrollo contaba con el apoyo del gobierno estadounidense. El artículo describe los ensayos de Stuxnet en un centro israelí, donde se gestó un gusano descrito como "el ciberarma más sofisticada lanzada jamás".

Otro colaborador en este plan, según el diario estadounidense, sería la firma alemana Siemens. Al parecer, la empresa colaboró con organismos estadounidenses revelándoles las vulenerabilidades de sus sistemas. Vulnerabilidades que Stuxnet aprovechó en su ataque, dirigido especialmente contra los equipos de Siemens para gestión de complejos industriales.

El objetivo del gusano era el programa nuclear iraní, que según la república islámica sólo tiene fines civiles, mientras la comunidad internacional teme que intente producir armas nucleares .Aunque las autoridades estadounidenses e israelíes afirman que Irán ha perdido ritmo en su investigación (algo que atribuyen oficialmente a medidas como embargos comerciales), parece que sólo una parte de las instalaciones se vieron realmente afectadas. Hasta qué punto, sin embargo, es algo que no está claro.

Puede que Stuxnet no sea el primer ataque informático lanzado por un Gobierno (no en vano, se acusa a China del asalto contra firmas tecnológicas como Google), pero quizá sea el primero a gran escala del que se tiene constancia, en un mundo en el que cada vez más gobiernos admiten la necesidad de controlar la guerra electrónica, un terreno prácticamente desconocido y que los delincuentes comunes pueden aprovechar para sus propios fines.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios