BAQUIA

T-Mobile matiza sus normas de tráfico de datos

No hay nada como la indignación ciudadana para que una empresa dé un paso atrás. Sin embargo, a veces el paso atrás es más bien un traspiés. Igual que BP intentó mejorar su imagen pública con fotos trucadas (cosa que, por cierto, no mejora la imagen de nadie) o Nestlé atrajo la ira de los ecologistas borrando comentarios negativos, la operadora británica T-Mobile ha matizado sus nuevas normas de tráfico de datos sin mucho éxito.

El escándalo apareció con un post en el que la operadora anunciaba a sus clientes que los planes de datos ilimitados pasarían a ser todo lo contrario, y proclamaba que navegar por Internet es ver páginas y leer el correo, no descargar archivos ni ver vídeos. Así que eso, mejor guárdarselo para el ADSL de casa (que por algún motivo, asumen que todo el mundo tiene).

La previsible ira de los usuarios, tanto por el contenido del post como por las formas y las prisas (porque las normas entran en vigor el 1 de febrero), han hecho que la empresa cambie un poco su postura. Los nuevos límites, afirman ahora, sólo afectarán a los clientes nuevos o que mejoren su contrato. Lo que pone en duda que vayan a tener muchos clientes nuevos o que mejoren su contrato, sabiendo que una vez superen el límite de 500 MB (que tampoco es tan escaso), no podrán descargar las fotos de Navidad que les envió su madre ni ver el vídeo viral de la semana, aunque sí ver páginas y consultar el correo.

Por supuesto, también tienen la opción de pagar más para mejorar su cuenta y elevar el límite a 1 GB, frente a los 3 GB de máximo que tienen ahora los clientes de la compañía. T-Mobile se escuda en que todas las otras operadoras están haciendo lo mismo, y no le falta razón, pero de momento ninguna lo ha hecho de forma tan torpe y drástica como ellos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios