Tecnología al servicio de la medicina

Está claro que la tecnología todavía tiene mucho que aportar a la medicina. Apenas empezamos a experimentar con consultorios a distancia o robots cirujanos, utilidades que nos parecerán de lo más rudimentario dentro de unos años. Es tan grande el campo de las posibles aplicaciones que algunos ya hablan de la posibilidad de vivir mil años con total normalidad. Por ejemplo, ya se está experimentando para crear un sistema que imite las funciones del páncreas, lo que ayudaría a los diabéticos a controlar y regular sus niveles de azúcar en la sangre y administrarles insulina cuando fuera preciso..
Claro que algunas de las utilidades que se podrían desarrollar gracias a la biotecnología y la nanotecnología meten miedo en el cuerpo, nunca mejor dicho. Valga este ejemplo: una pantalla que mostraría en el dorso de la mano el estado general del cuerpo, a partir de la información recopilada por nanorobots implantados en órganos, tejidos, huesos o músculos. Grrrr, un tanto desagradable, la verdad… Aunque los hay que parece no preocuparles eso de injertarse elementos extraños en el cuerpo. Total, ¿para qué preocuparse de llevar dinero encima cuando puedes llevar un monedero subcutáneo?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios