Telecinco paga muy caro algo que le habría salido gratis

Una de las grandes noticias de este fin de semana ha sido la valoración que ha hecho Telecinco de la sentencia que prohíbe a YouTube emitir vídeos cuyos derechos de autor correspondan a la cadena.

A pesar de que YouTube no pidió en ningún momento permiso a Gestevisión Telecinco Cinema SAU para ofrecer sus vídeos, el portal multimedia no habría tenido ningún problema si no fuera por la inserción de publicidad. Hemos de recordar que la Ley de Propiedad Intelectual permite al usuario hacer uso o copias de material protegido teniendo o no la autorización del autor, pero este derecho exige que el que hace la copia no tenga ánimo de lucro, no siendo éste el caso de YouTube, que tiene diversa publicidad distribuida por todo el portal.

Así las cosas, el juez ha denegado a YouTube el permiso para albergar vídeos propiedad de Telecinco. La cadena ha celebrado y alabado esta sentencia que aún se puede recurrir y que puede resultar novedosa: podríamos creer que ha marcado un antes y un después en el ámbito de actuación de YouTube, pero nada más lejos de la realidad. Desde hace mucho tiempo, YouTube da a todos sus usuarios la opción de marcar un vídeo si considera que no debe ser albergado, pudiendo alegar varios motivos: contenido sexual explícito, contenidos violentos, spam o infracción de derechos de autor y propiedad intelectual, entre otros. Esta herramienta es especialmente usada por cadenas de televisión, productoras o promotoras, y ya son muchos los vídeos musicales o extractos de series que YouTube ha retirado sin ningún tipo de problema por infringir los derechos de autor. Cierto es que tras esta sentencia, el procedimiento no será exacto al que ofrece YouTube (los usuarios borran los vídeos), sino que será el propio portal el que elimine los contenidos que le indique la cadena. No obstante, ésta le tendrá que aportar los enlaces de los vídeos a eliminar.

En cualquier caso, lo que está claro es que Telecinco ha pagado por algo que YouTube ofrece desde hace tiempo; ha pagado por algo que le habría salido gratis sin ningún tipo de problema. ¿De qué forma ha pagado este precio? Por un lado, llevando a juicio un asunto que podían haber solucionado con la propia ayuda de YouTube sin dejarse un duro en abogados ni costes de otro tipo. En segundo término, y mucho más importante, este juicio le ha costado a Telecinco ganarse una horrible fama entre todos los internautas que disculpan a YouTube por el lucro y consideran totalmente lícito y ventajoso que el portal pueda albergar vídeos protegidos bajo copyright en defensa de un consumidor que pueda elegir cuándo y de qué manera quiere ver una serie.

Una batalla que viene de largo
El rifirrafe entre Telecinco y YouTube no es reciente ni mucho menos casual. La cadena ya comenzó a no ver con buenos ojos las actuaciones del portal cuando éste albergó un capítulo de ‘Los Serrano’ (el de la muerte de Belen Rueda) y le dio difusión antes de que la propia cadena lo emitiera. Para muchos, esto acabó siendo una sensacional campaña publicitaria que beneficiaría a Telecinco, pero la cadena no lo vio así y comenzó a cargar sus balas contra el portal.

La pregunta ahora es otra: ¿Habrá nuevas etapas de esta batalla? Los telediarios de Telecinco muestran casi a diario diversos vídeos que tienen en YouTube su origen. ¿Demandará YouTube a Telecinco?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios