Telegrama RIP

Era un medio de comunicación de sabor añejo, que recordaba a tiempos más reposados, cuando la electrónica no era todavía la protagonista de las comunicaciones, y el medio más rápido para hacer llegar una noticia urgente (normalmente de felicitación o pesar, pues tales eran las ocasiones en que se optaba por la vía rauda) era el telegrama. Todavía en la actualidad escuchamos de vez en cuando que se ha enviado un telegrama para transmitir condolencias o felicitaciones, normalmente en ocasiones solemnes o sucesos extraordinarios: la muerte de un Papa, el nacimiento de un heredero de familia real, una catástrofe humanitaria. ¿Será que las clases nobles son incompatibles con las nuevas tecnologías, o es que prefieren el peso de la tradición? 160 años después de inaugurar el servicio, Western Union ha puesto punto y final al envío de telegramas. Faxes y cartas en papel ya ponen las barbas a remojar. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios