BAQUIA

“Tendremos en el móvil los mismos servicios que podemos obtener a través del ordenador”

Los servicios accesibles a través del teléfono móvil aún son deficientes en comparación con los servicios accesibles desde redes fijas a través de ordenadores. Esta ha sido una de las principales conclusiones de la jornada “Visiones de futuro en la movilidad”, en el BDigital Global Congress, en la que expertos del sector han discutido acerca de las nuevas tecnologías que permitirán la creación de sistemas y servicios con una gran incidencia en nuevos conceptos de movilidad como el Smart Urban Mobility.

La jornada ha contado con la participación de Carles Fradera, Director General Barcelona Digital Centre Tecnològic; Núria Oliver, Mobile Social Shopping de Telefónica I+D; Maribel Narganes, Gestora del Proyecto – ROBOTIKER-Tecnalia y David Urbano, Director del Área de Desarrollo de móviles de e-“la Caixa”.

Nuria Oliver desarrolló su ponencia destacando los factores que influyen en la relación de las personas con las ciudades a través de la tecnología de la movilidad. Oliver señala que se hace necesario conseguir un modelo de movilidad sostenible, ya que cerca del 25% de las emanaciones de C02 son producidas por los diferentes sistemas de movilidad. “Más del 60% de la población mundial tiene una vida sedentaria, lo que conlleva costes sanitarios de 75 billones de dólares anuales por enfermedades como la obesidad. Ante esto, la tecnología puede jugar un papel crucial para promover estilos de vida más activos”, comenta.

Para Oliver, la clave pasa por recolectar la mayor cantidad de datos de la movilidad que permiten generar patrones que mejoren la calidad de vida de las personas. “Al igual que cuando caminas por la playa, cuando interactúas en una ciudad a través de sistemas de movilidad vas dejando huellas, rastros que nos pueden permitir recabar la información necesaria para crear estos patrones”.

La experta de Telefónica I+D explicó como se está utilizando el sistema de alquiler de bicicletas de Barcelona, Bicing, como un sensor de la movilidad de los flujos de desplazamientos de la ciudad durante el día. “La medición en tiempo real de las bicicletas y plazas libres en cada estación de Bicing ha hecho posible que podamos establecer los desplazamientos que realizan las personas cada día, a qué hora se van a trabajar, a comer, etc., y compararlas con los datos de otras ciudades para ver las diferencias culturales”, afirma Oliver.

A través de este proyecto, se ha conseguido predecir el comportamiento humano y establecer, por ejemplo, cuántas bicicletas habrá en las diferentes estaciones. Oliver, también trabaja en otros estudios de movilidad urbana ligada a la telefonía móvil en el cual estudia temas como la distancia media que recorre cada persona en una ciudad, el diámetro, etc. “En Madrid, por ejemplo, la gente recorre una media de 30 kilómetros cada día, en un diámetro de unos 50 kilómetros. Estos datos son muy útiles, por ejemplo, cuando se debe actuar contra pandemias virales”, señaló Oliver.

Maribel Narganes, en tanto, centró su ponencia dando a conocer los resultados del proyecto m:Ciudad, que pretende ir a una nueva generación de servicios móviles. Según Narganes, la evolución de los servicios móviles ha evolucionado de una forma mucho más lenta que la del mundo de los servicios de las redes fijas. Esto se debe principalmente a que el entorno en el que utilizamos los servicios móviles es mucho más complejo y volátil que el de las redes fijas.

Para la experta de ROBOTIKER cuando utilizamos servicios en movilidad lo hacemos desde dispositivos mucho más limitados que los que puede ofrecer un ordenador. Por otro lado, cuando utilizamos servicios a través del móvil lo hacemos para cosas puntuales. Estos dos factores también han influido en el lento desarrollo de los servicios móviles. “Por este motivo, se deben crear mecanismos que nos permitan adaptar servicios móviles de forma masiva y aplicaciones actualizadas ya que en el entorno móvil una aplicación queda desactualizada mucho más rápido que en el entorno de las redes fijas”, comenta Narganes.

Según Narganes, se deben crear servicios que cubran los intereses y necesidades instantáneas de la gente. “Nace el concepto de Mobile SuperCrossumer”, que consiste en que la gente será la que producirá información y formará parte de la cadena de valor de esos servicios agregando información que los enriquezca. Incluso se valora la posibilidad de que las operadoras retribuyan a los usuarios que aporten valor a esos servicios”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios