BAQUIA

Terra Networks: ¿y la estrategia a largo plazo?

Las malas noticias y, sobre todo, su caída en picado en Bolsa, han hecho que se pierda completamente la perspectiva sobre Terra. Con una valoración bursátil de más de 3.500 millones de dólares, sigue siendo una de las grandes empresas de Internet, que ahora, controlada de cerca por Telefónica después de su reciente OPA, puede dejar de serlo en poco tiempo y pasar simplemente a ser una división más del gigante español de las telecomunicaciones.

No hay que olvidar que pocas empresas de Internet tienen presencia en 40 países y mantienen localizaciones web en 19 idiomas. La fusión -o adquisición- de Lycos por Terra hace ahora tres años (octubre de 2000) creó un gigante de Internet que pretendía convertirse en el líder de habla hispana. Quizás uno de los problemas centrales derive de ese objetivo. Ser líder en un mercado como el hispano es un logro menor, comparado con el crecimiento del resto del mundo. Sobre todo, teniendo en cuenta el salto cuántico en tecnología que han dado sus competidores más cercanos, como Yahoo o Wanadoo, que han mejorado y ampliado sus servicios e invertido fuertemente en tecnología en los últimos años, dejando a Terra Lycos, con un modelo menos agresivo de captación de clientes, contra las cuerdas.

Sin embargo, algunas de las marcas que todavía posee el grupo tienen una posibilidad de captar nuevas fuentes de ingresos que, probablemente ahora, tras el abrazo de Telefónica, sean menos factibles de explotars. En el aspecto financiero, localizaciones web del tipo de Invertia, Quote.com, Raging Bull o la participación del grupo en Uno-e, ofrecen una oportunidad de negocio interesante que se ha visto completamente cancelada por las luchas de poder entre la dirección española de Terra con sus colegas americanos de Lycos y el poco interés de Terra por la banca online española.

La compra de la que fuera una de las comunidades más famosas de la Red, Tripod.com, tampoco se ha sabido desarrollar globalemente para competir con Yahoo en prestaciones e ingresos.

Incluso la incursión en el mundo del juego de Lycos con Gamesville.com, forma parte de una serie de nuevos negocios que han quedado en suspenso faltos de una visión de conjunto a largo plazo, que ahora, con la irrupción de Telefónica en la gestión diaria, se hará, si cabe, más difícil todavía.

Telefónica y España han perdido una gran oportunidad de tener un jugador de talla mundial en Internet. De los pequeños inversores, ni hablemos.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios