BAQUIA

¿Tiene pocos seguidores en Facebook? Cómprelos

¿Quiere aumentar sustancialmente el número de sus seguidores en Twitter o Facebook? Bien, para ello hay dos opciones: cúrrese una buena identidad digital y gáneselos con un contenido original y útil… O pague por ellos.

La segunda opción, evidentemente, le costará un dinero, pero es más cómoda y segura. Es la que ofrece uSocial, una web especializada en aportar “amigos” a una cuenta de Facebook o Twitter.

La compañía lleva un tiempo trabajando con Twitter, aunque desde ahora también engordará –previo pago- el número de seguidores en Facebook. Lógicamente, la oferta se dirige a empresas que quieran utilizar estas redes sociales como herramienta de promoción digital, lo que no excluye a los particulares que quieran ser más populares.

¿Cuánto cuesta engrosar las “amistades” digitales? En el caso de Facebook, un paquete de 5.000 “amigos” sale por 654 dólares (456 euros), o bien 1.167 dólares (814 euros) si queremos hacernos con un paquete de 10.000 fans.

Las tarifas en Twitter son más baratas, oscilando desde los 87 dólares (60 euros) por un paquete de 1.000 seguidores, disponibles en una semana, hasta 3.479 dólares (2.427 euros) por la nada despreciable cantidad de 100.000 seguidores, que puede tardar hasta un año en reunirse.

Según Leon Hill, un australiano fundador y CEO de uSocial, “Facebook es una herramienta de marketing extremadamente efectiva, como cualquiera con un gran número de amigos y fans podrá atestiguar. El único problema es que puede ser muy difícil conseguir ese objetivo, y ahí es donde entramos nosotros”.

Tal vez, Hill no haya leído con atención las condiciones de uso de Facebook, donde se prohíbe el uso de perfiles personales para usos comerciales. Si uSocial paga a los suscriptores para que acepten ser seguidores de determinadas empresas o marcas, el invento podría tener los días contados.

De hecho, ya ha tenido problemas con Digg.com, debido a que entre sus servicios también incluye la venta de votos en dicha web (3.470 votos cuestan 150 dólares), de modo que una historia pueda ganar popularidad y aparecer en la portada. Un servicio que, según Hill, han utilizado clientes como la Marina estadounidense, el Ministerio de Turismo de Corea o la Iglesia Mormona.

Digg no es la única web basada en la participación social que puede verse alterada por los servicios que ofrece uSocial. También Yahoo Buzz, Propeller de AOL o StumbleUpon pueden ver sus resultados alterados si alguien decide que le compensa pagar por un paquete de votos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios