BAQUIA

Todos, menos el Reino Unido, dispuestos a gravar las transacciones extracomunitarias en la Red

Que la voracidad recaudatoria de los estados no tiene límite, es algo que saben todos los ciudadanos que ven sus bolsillos vaciados por uno u otro motivo. A la vista de la cantidad de cosas que hoy se pueden descargar de la Red (programas, vídeo, música, etc.), los gobiernos de la Unión Europea han decido echar mano sobre ese filón y gravar todas aquellas transacciones digitales realizadas con empresas no pertenecientes a la Unión -las europeas ya están obligadas a cobrar el IVA religiosamente. El pretexto, eliminar la desventaja de las compañías europeas con respecto al resto. Tan sólo un gobierno, el británico, se opone tenazmente. Y es que para los británicos, la cosa está bien clara: cobrar el IVA de forma eficaz en la Red es imposible.

Los partidarios del gravamen confiaban en que el ministro de economía británico se plegara a los deseos de la mayoría en la reunión que tuvo lugar entre los titulares de las carteras de economía el pasado martes. Pero el británico se mantuvo firme e inasequible. Los miembros del European e-Business Tax Group, entre los que se encuentran compañías europeas como Ericsson, France Telecom o Siemens y estadounidenses como Cisco, Microsoft, IBM y Sony, partidarios de este tipo de impuestos, se tiran de los pelos. ¿Es sólo por eso que las empresas de comercio electrónico europeas marchan muy por detrás de sus colegas estadounidenses?

  • En EcommerceTimes

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios