BAQUIA

Tolerancia cero con la porquería en el e-mail

¿Se han dado ustedes cuenta de que, así como exigimos calidad y buenas prestaciones en todos los órdenes de la vida -tecnológica, que es nuestro campo y de lo que hablamos ahora-, en otras cuestiones parece que tenemos asumido que se nos debe molestar, importunar y hasta estafar?

Por ejemplo, en lo que respecta al correo electrónico. ¿Por qué tenemos que aguantar al abrir el buzón todo tipo de spam, malware, phishing? Y, lo peor de todo: ¿Por qué nos hemos acostumbrado mansamente a este estado de cosas?

Pues no; nuestros proveedores de servicios de e-mail deben asumir el compromiso urgente de la calidad. Y, si no lo hacen, nosotros tenemos que exigírselo. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios