BAQUIA

Tony Blair se reinventa como inversor en Silicon Valley

Hay quien piensa que hay que estar hecho de una pasta especial para ser emprendedor. Pero, ¿qué hace falta para detectar a kilómetros una buena idea y apostar un par de millones a la startup del momento? ¿Astucia, talento o buena vista? ¿O haber dirigido un país?

A primera vista, parece que gobernar Reino Unido no tiene mucho que ver con el ecosistema de Silicon Valley, con sus redes sociales, sus gadgets para todos los gustos y sus oscuros proyectos técnicos para salvar el mundo. Pero tan ajeno a este universo no debe ser Blair si le han fichado en Khosla Adventures para que les asesore a través de su empresa, Tony Blair Associates.

Venture Beat cree que además de la evidente publicidad que da contratar a un ex jefe de Estado, el fichaje es la respuesta a la presencia del ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore en la firma rival de capital riesgo Kleiner Perkins Caufield & Byers. Ambos destacan por su defensa del medio ambiente (¿no es curioso como no parecían tan concienciados cuando tenían poder de decisión?) y se espera que ayuden a invertir en tecnologías que luchen contra el cambio climático.

Tampoco es como si Blair tuviera mucho tiempo libre. Además de ser el enviado de Naciones Unidas para Oriente Próximo, dirige su propia fundación, así que uno se plantea cuándo va a dedicarse a revisar la nueva cosecha de emprendedores tecnológicos en busca de la energía limpia y los recursos eficientes.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios