BAQUIA

¿Trabaja en un plan de negocios? Mejor dedíquese a otra cosa

¿Tiene un proyecto empresarial en mente? ¿Ha preparado un detallado plan de negocio para presentarlo a las firmas de capital riesgo, confiando en recibir unos cuantos millones para poner en marcha su empresa? Olvídelo: más vale que dedique su tiempo y energías a otras tareas

O por lo menos, esa es la sorprendente conclusión de un estudio elaborado por la Escuela de Negocios Robert H Smith de la Universidad de Maryland (Washington DC). Según la investigación, no importa lo mucho o poco elaborado que sea un plan de negocios, porque no tiene gran influencia la hora de conseguir financiación.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que las firmas de capital riesgo reciben tal cantidad de propuestas al año que prestan muy poca atención (o ninguna) al contenido de los business plans. A esto se añade un entorno actualmente presidido por una gran dosis de incertidumbre.

Por todo ello, cuando un inversor lee un plan de negocios, presta poca atención a la parte dedicada a las credenciales académicas, la experiencia laboral, los proyectos anteriores, la habilidad para formar un equipo humano de calidad o incluso la cantidad de dinero que se necesita.

En su lugar, a la hora de decidir qué proyectos financiar, los inversores confían en factores como su instinto o su habilidad para evaluar las posibilidades del negocio consultando otro tipo de fuentes.

David Kirsch, uno de los autores del estudio, afirma que el plan de negocios es un documento limitado, y recomienda a los emprendedores que concentren sus esfuerzos en otro tipo de tareas intangibles, como reforzar todos los detalles de su proyecto, construir redes sociales, identificar potenciales inversores y clientes.

Para elaborar el estudio, los autores analizaron 700 planes de negocios de empresas puntocom presentados entre finales de la década de 1990 y principios de los 2000, justo el momento del boom de Internet. Analizaron características objetivas como el contenido, la formación de equipos o el modelo de negocio, y si recibieron financiación o no. Su conclusión es que el contenido del business plan no es relevante para recibir financiación.

Pero cuidado, porque eso no significa que los emprendedores deban desechar el plan de negocios. Al contrario, se trata de un documento que ayuda a organizar ideas y detalles de un proyecto, pero que nadie caiga en la ingenuidad de fiar toda la suerte de su idea al documento.

¿Por qué entonces las firmas de VC desean recibir planes de negocio? Brent Goldfarb, el otro autor del estudio, lo tiene claro: “A las firmas de VC les gustan los planes porque les indican lo que hace la gente, les dan una idea de hacia donde se dirige la innovación”.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios