Triángulos tecno-amorosos

A estas alturas nadie puede dudar que las nuevas tecnologías han cambiado muchos aspectos de cómo vivimos y nos comunicamos. Una de las últimas modas parece ser la de meterse en la cama con el portátil, aún con el riesgo que eso conlleva para la fertilidad masculina. Aunque esta peculiar ménage à trois parezca de lo más aberrante a primera vista, no lo es tanto si pensamos que hace tiempo que los televisores se instalaron en la intimidad de muchos dormitorios.
Y es que lo que llama la atención y hace que incorporemos a nuestras vidas estas novedades no es un determinado gadget u otro, sino la tecnología en sí. Frente a la planicie y escasa interactividad de la televisión, los hay que prefieren esperar la visita de Morfeo entretenidos con las enormes posibilidades que ofrece un PC conectado a Internet. Claro que siempre queda el viejo recurso de leer un libro, pero eso ya no es tan cool. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios