BAQUIA

Tú legisla, que yo haré lo que me salga de los…

Desde hace un tiempo, ya sabemos que la seguridad nacional es la excusa que las autoridades de EEUU utilizan para avasallar y pisotear todo tipo de libertades y derechos civiles, dentro y fuera de sus fronteras. Así, mientras el juez Harry Edwards dictamina que la Federal Communications Commission se excedió en sus atribuciones al ordenar a los operadores de Internet y telefonía que deben aplicar antes de la primavera de 2007 una serie de procedimientos para que la policía pueda grabar cualquier conversación, el diario USA Today denuncia que la National Security Agency ha recopilado en secreto decenas de millones de llamadas de norteamericanos, utilizando información proporcionada por los operadores AT&T, Verizon y BellSouth, creando la mayor base de datos del mundo. No quiere decir que se escuche el contenido de las conversaciones, pero sí se guardan y analizan los datos de cada una de ellas (la mayoría de personas que no son sospechosas de haber cometido ningún delito) con el fin de detectar potenciales amenazas terroristas. ¿Qué será lo próximo?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios