BAQUIA

Twitter remodela su página para empresas

Ya es bastante difícil convencer a empresas convencionales de lo útil que puede resultar una campaña publicitaria en medios sociales, como para que encima sea difícil entender qué opciones hay, cómo se encargan y cómo se llaman. Quizá por eso, Twitter ha renovado su interfaz para clientes corporativos, facilitando la contratación de servicios como Tweets, tendencias o cuentas promocionadas.

Además de facilitar la forma de utilizar el sistema, la empresa ha incluido guías y tutoriales explicando los entresijos de las campañas en Twitter o cómo hacerlas más efectivas, con una sección de inicio para los que se estrenan en esto del marketing en medios sociales.

Pero el mayor cambio es la eliminación de los límites. Hasta ahora, sólo un número cerrado de anunciantes podían colocar publicidad en la red, una posibilidad que ahora estará a disposición de todo el mundo.

Twitter Business es la fuente de ingresos de la empresa, más allá de las millonarias rondas de financiación, y está resultando ser no sólo rentable, sino efectiva y popular, con grandes marcas en sus primeras campañas y sin levantar grandes hostilidades entre los usuarios por la aparición de publicidad entre tendencias o tweets.

En las próximas semanas veremos si el aumento de anunciantes no altera ese delicado equilibrio, pero parece que un ecosistema que ha visto 25.000 millones de tweets en un año no parece fácil de sobrecargar.

Todo esto se debe en parte al mimo que está dedicándole Twitter a su estrategia publicitaria. Y para poder vender, hay que saber cuantificar lo que vale su servicio. Hace poco un directivo de la compañía admitía en una conferencia que tienen un sistema de clasificación de sus usuarios, por el momento privado, en función de su reputación.

Para hacernos una idea, en su resumen del año han clasificado las tendencias más fuertes, los mensajes más reenviados y los más poderosos. En estos últimos encontramos políticos, la llamada de socorro de una atleta accidentada en un bosque, un tweet de Puyol en la celebración del Mundial y una periodista que consiguió convencer al ejército estadounidense de que permitiera aterrizar en Haití a un avión de Médicos Sin Fronteras tras el devastador terremoto de este año. No todo va a ser Justin Bieber.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios