BAQUIA

Un cajero automático para niños

Eurolino es el primer cajero automático diseñado exclusivamente para los niños. Las máquinas se adaptan a su altura, disponen de una pantalla táctil con atractivos dibujos y una guía auditiva con mensajes infantiles. El objetivo del invento es fomentar el ahorro entre los más pequeños de la casa y enseñarles a familiarizarse con la tecnología, según la empresa Hispacounter, que ha diseñado la máquina para que sea utilizada por niños de entre 8 y 15 años.

El responsable de logística de la compañía, Eduardo Tejedor, ha explicado que los niños podrán ingresar sus pequeños ahorros en su cuenta Eurolino, o bien sacarlos, de acuerdo con el límite máximo semanal establecido por sus padres de antemano en la entidad. Otra posibilidad es canjearlos por premios, que se consiguen gracias a los puntos que se suman con cada ingreso.

Eurolino, que está teniendo una buena aceptación en Alemania, donde varios cajeros ya lo han adquirido, tiene una altura de 1,4 metros para que todos sus usuarios puedan interactuar con la máquina sin ningún problema. Su pantalla táctil guía al menor con atractivos dibujos e iconos a través de distintas operaciones.

El cajero incorpora un altavoz que explica todos los pasos a seguir con divertidas instrucciones. La identificación se realiza mediante un código PIN, que se introduce con dibujos en lugar de los clásicos cuatro números, facilitando así su memorización.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios