Un CeBIT desangelado

La edición de este año de la feria tecnológica CeBIT ha sido un tanto anodina. Y no porque España haya sido el país invitado (y aquí evitaremos los chistes fáciles: de hecho nuestro DNI electrónico ha servido de ejemplo y guía para muchos otros países), sino porque novedades había pocas, después de que hayamos visto ya en otros fueros muchos adelantos en dispositivos táctiles, tecnologías 3D y smartphones y portátiles de todo tipo. Con decir que lo más comentado de la feria fueron las redadas policiales, está todo dicho.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios