Un dominio de lo más redondo

Muchos han fantaseado alguna vez con la idea de pegar un pelotazo con un dominio de Internet: ser el primero en tener la idea de hacerse con un determinado dominio, y esperar pacientemente que el tiempo demuestre que tenemos en nuestro poder un diamante en bruto.

Eso es más o menos lo que le ha sucedido a Chris Clark, un hombre de 43 años residente en North Potomac, Maryland (EEUU). En 1994 Clark realizó la mejor inversión de su vida cuando se hizo con el dominio pizza.com. Entonces, en los inicios de la World Wide Web, sólo tuvo que pagar 20 dólares, y ahora ha vendido el dominio a cambio de 2.6 millones de dólares.

Desde el año 1994, Clark había utilizado su dominio como un directorio de pizzerías, por lo que obtenía unos ingresos de alrededor de 5.000 dólares anuales. Pero cuando el pasado mes de enero supo que un exportador de licores ruso había pagado 3 millones de dólares por el dominio vodka.com, se dio cuenta del tesoro que tenía entre sus manos.

La subasta del dominio comenzó el pasado 27 de marzo en la web especializada Sedo.com, que se llevará un 10% del precio final como comisión. La puja empezó en 100 dólares, y una semana después ya había alcanzado los 2 millones de dólares, hasta que un comprador anónimo ofreció la pasada madrugada la cifra final.

Actualmente hay alrededor de 150 millones de dominios registrados de primer nivel, por lo que es difícil dar con una mina de oro como la que encontró Clark. Los dominios más cotizados son aquellos con un producto genérico y una terminación .com, que se venden por miles de dólares.

Por ejemplo, recientemente, una empresa de Illinois pagó 225.000 dólares por el dominio tees.com, y desde entonces su tienda online ha aumentado en 17.000 visitantes únicos cada mes, principalmente usuarios que teclean el dominio por curiosidad; es decir, teniendo uno de estos preciados dominios, ni siquiera es necesaria una estrategia de posicionamiento en buscadores, puesto que muchos usuarios llegan por navegación natural.

Es por eso que el mercado de reventa de dominios alcanza a veces cifras astronómicas. El récord permanece en poder de business.com, por el que se pagaron 7,5 millones de dólares en el año 1999. Una cifra similar alcanzó diamond.com en 2006, y hace apenas un mes fund.com se vendió por 10 millones de dólares. Con todo, el récord absoluto está en poder de sex.com, vendido por 12 millones de dólares en efectivo y acciones.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios