BAQUIA

Un falso tweet siembra el pánico en Londres

A veces, los malentendidos pueden tener consecuencias insospechadas. Pongamos por caso un día, una agencia de publicidad rueda un anuncio en el centro de Londres, con la mala fortuna de que una de las participantes lo cuenta en Twitter, y que en inglés la misma palabra (shooting) sirve tanto para "rodaje" como para "tiroteo".

Entonces se pasa de "rodaje en la calle" a "tiroteo callejero en Oxford Circus de ASOS y Coca-Cola Light. ¡Avisadme si estáis cerca!", una confusión cómica hasta que alguien se lo toma en serio (al parecer, sin extrañarse de que alguien recurriera a las balas por un refresco). Eso fue precisamente lo que pasó el miércoles, cuando un montón de londinense pensaron que había un tiroteo de verdad, y dieron al botón de "retweet" para advertir a sus preocupados vecinos de que no pisaran Oxford Circus.

Si a esto le añadimos que precisamente ese día la policía estaba realizando ejercicios en esa misma plaza, obtenemos un pánico general, con gente encerrada en sus oficinas por miedo a las balas perdidas, que requirió varios desmentidos de la policía municipal y de medios convencionales.

No es la primera vez que una falsa alarma en Twitter siembra el caos a niveles sorprendentes. Durante la crisis del volcán islandés, por ejemplo, cuando medio mundo tenía la vista puesta en la erupción de un volcán que dejó en tierra millones de vuelos comerciales durante semanas, los rumores de una segunda erupción causaron sensación.

Luego resultó que alguien había cambiado la webcam de un volcán (apagado) para enfocarla en el otro (en erupción), provocando una falsa alarma en grandes medios de comunicación, blogs y por supuesto en Twitter. Y como ocurrió entonces, el caso del falso tiroteo en Londres abre el debate sobre la fiabilidad de los medios sociales como fuente de información.

Casos como las protestas en Irán y Túnez o los terremotos de Haití y Chile han hecho que los medios convencionales descubierran la utilidad de Twitter para saber que está pasando en otro lugar, gracias al contenido generado por los usuarios. Pero hay que tener presente que en Twitter, cualquiera puede escribir un tweet sobre cualquier cosa, y con un poco de suerte convertir a los cerdos voladores en el trending topic del día.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios