BAQUIA

Un futuro lleno de juguetes y robots sexuales

Cuando los principales expertos en sexo de EEUU se reunieron recientemente para abordar cómo será la próxima década en su campo, algunos imaginaron un futuro en el que las fantasías serán satisfechas por compañeros sexuales artificiales. Pero hoy mismo ya tenemos buenas pruebas de ello: en los móviles, en los propios ordenadores

\”Lo que muy probablemente se presente antes de 2016 será una experiencia multisensual de sexo virtual\”, dijo Julia Heiman, directora del Instituto Kinsey para la Investigación sobre Sexo, Género y Reproducción en la Universidad de Indiana.

\”Existe la posibilidad de desarrollar materiales eróticos para uno mismo que permitirían crear un compañero de ciertas dimensiones y cualidades; el compañero dirá algunas cosas en esa interacción, y algunas cosas pasarán también en esa interacción\”, añadió.

El sexo virtual permite ya a personas en dos ordenadores remotos manipular aparatos electrónicos como un vibrador para satisfacer las peticiones sexuales del otro.

\”No es algo que sólo hagan los lunáticos\”, dijo Steve Rhodes, presidente de Simulate Entertainment, que ha vendido miles de aparatos de sexo conectados a Internet en los últimos años, confirmando que el matrimonio tecnología/sexo reporta pingües beneficios.

Gina Lynn, periodista que escribe de sexo en la revista Wired, dice que ha usado y disfrutado con el Simulator y asegura que no hay razón para tener miedo de la tecnología.

\”La gente aún tiene miedo de cualquier tipo de combinación entre sexo, tecnología e Internet\”, dijo. \”Se pierden ese punto, ese factor humano que se nos facilita más a través de la tecnología\”.

Annie Sprinkle, ex actriz de cine para adultos, prostituta y autora del libro Spectacular Sex, indicó que el sexo virtual es consecuencia lógica de las mejoras en los aparatos.

\”Ahora la gente usa vibradores como locos; la tecnología de los juguetes sexuales ha mejorado enormemente. Cuantas más opciones, mejor, pero nunca se puede sustituir el cuerpo a cuerpo\”, explicó.

Los empresarios también quieren combinar las imágenes de vídeo explícitas con sensaciones táctiles reales. Brad Abram, presidente de XStream3D Multimedia, dijo que el juego Virtually Jenna permite al usuario tener sexo con una representación de la estrella del porno Jenna Jameson gracias a dispositivos que siguen el movimiento de los genitales. El servicio, sin el hardware, cuesta 29,95 dólares (24,75 euros) al mes.

Carl DiSalvo, doctorando en la Escuela de Diseño de la Universidad Carnegie Mellon, ha participado en el diseño de un aparato robótico que recrea la calidez y la sensación de un abrazo.

Empresas como Realdoll.com venden muñecas del tamaño humano muy logradas sin dispositivos electrónicos por 6.500 dólares, sin incluir los 500 dólares de envío. Pero otros sospechan que la tecnología aún está en pañales. \”Está habiendo problemas para fabricar robots que simplemente barran\”, dijo Pepper Schwartz, profesor de sociología en la Universidad de Washington y autor de libros de sexo.

Dando un paso más, otros investigadores creen que en las próximas décadas habrá aparatos que podrán estimular el cerebro para crear una experiencia sexual sin la manipulación de los genitales.

\”Tiene que pasar.. y no está tan lejos como la gente cree\”, dijo Marvin Minsky, pionero en el estudio de inteligencia artificial y profesor. \”Se está experimentando con monos, pero aún no es una gran industria, así que tardará 20 ó 30 años\”, concluye.

De momento, este verano los seguidores de Paris Hilton podrán disfrutar en sus móviles con la compañía de la millonaria heredera.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios