BAQUIA

Un ISP estadounidense es obligado a identificar a un usuario de Kazaa

El operador de telecomunicaciones Verizon Communications deberá facilitar a la RIAA, la asociación estadounidense de empresas discográficas, la identidad de uno de sus usuarios, que al parecer ha compartido cientos de grabaciones protegidas por copyright por medio del programa Kazaa. Así lo dictaminó el pasado martes el juez federal John Bates.

Según informa C|Net News, parecía claro que Verizon iba a quedar obligada de cualquier modo, pero lo que estaba en juego en el proceso era si podría utilizarse para ello el procedimiento abreviado que instrumenta la controvertida DMCA (Digital Millenium Copyright Act). Este procedimiento, citado en el artículo 512 de la ley, faculta a los titulares del copyright para solicitar inmediatamente una citación a los proveedores de servicio para que faciliten la identidad de los infractores.

Verizon confiaba en que los titulares del copyright se vieran obligados a utilizar procedimientos legales más lentos y costosos para obtener esta información. Alegaba para ello que que el artículo 512 no debería ser de aplicación para los ISP, puesto que éstos actúan como meros conductos para los usuarios y no retienen en sus servidores los contenidos objeto de la infracción.

Adicionalmente, un escrito presentado al juez por varios grupos de consumidores y usuarios de Internet declaraba que el artículo 512 contradice la libertad de expresión protegida por la Constitución estadounidense, al violar el derecho de los usuarios a comunicarse anónimamente a través de Internet. Sin embargo, el juez lo tuvo claro. "Ni Verizon ni ninguno de los demás asesores espontáneos han sugerido que descargar anónimamente más de seiscientas canciones a través de Internet y sin autorización constituya un acto de libre expresión protegido por la Primera Enmienda. Éste no es un caso en el que un cliente de Verizon estuviera usando anónimamente la Internet para distribuir discursos de Lenin, pasajes bíblicos, materiales educativos, o críticas al Gobierno, situaciones en las que sería más razonable que se reclamara tal derecho".

Otro de los "amicus curia" presentados al caso (escritos de asesoramiento espontáneo, que no existen en el Derecho español) fue emitido por Yahoo! y la U.S. Internet Industry Association, en unión con otros grupos, expresando su temor de que la RIAA pretenda con este caso hacer cargar a los ISPs con la carga de la protección del copyright. En opinión de estos grupos, esta situación podría dar lugar a una lluvia de citaciones que ahogaría a los ISPs más pequeños.

Por su parte, la industria cinematográfica se alinea con la discográfica en este caso, expresando, a través de la organización análoga MPAA, que "nuestras películas, al igual que las grabaciones musicales, son continuamente sometidas a robo por los piratas de Internet. Y no hay instrumentos más potentes que las citaciones contempladas en la DMCA para combatir esta piratería digital".


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios