BAQUIA

Un millón de usuarios por una Red sin peajes

eBay ha solicitado a un millón de usuarios de su portal que envíen e-mails al Congreso de EEUU pidiendo a los legisladores que mantengan la neutralidad de Internet y frenen la intención de las operadoras de telecomunicaciones de instaurar una Red de pago.

Según Whitman, las empresas telefónicas y las compañías de cable tratan de usar su enorme músculo político para cambiar drásticamente Internet. Esto les ha dicho a los usuarios de eBay, implicándoles inteligentemente en el debate, pues no en vano son los principales afectados.

\”Envía un mensaje a tus representantes en el Congreso antes de que sea demasiado tarde\”, solicitaba con urgencia la presidenta de la gran casa de subastas online.

Como Google, Yahoo, Amazon, Skype o Apple, entre otras firmas, la firma de subastas ve peligrar el concepto de neutralidad que hasta ahora ha regido en Internet, y que supone que todos los sitios reciben el mismo trato por parte de los operadores de telecomunicaciones que gestionan las redes. Por ejemplo: un e-mail es tratado con la misma prioridad que una vídeoconferencia o la descarga de una canción.

Amortizar las inversiones

Pero las telefónicas quieren establecer otro mecanismo que les ayude a soportar las fuertes inversiones que tienen que hacer para crear y mantener las infraestructuras de banda ancha que soporten servicios online cada vez más sofisticados.

Su propuesta pasa porque sean los proveedores de contenidos quienes paguen un peaje por asegurarse que su servicio tenga la velocidad y la calidad adecuada, al darle prioridad en la Red frente a otros contenidos.

eBay y el resto de empresas que se oponen a la iniciativa quieren crear una corriente de opinión adversa, aunque el poder de las empresas de telefonía y las operadoras de cable -como AT&T y Verizon, que se han unido con destacados fabricantes de hardware- es inmenso.

Las operadoras sostienen que su intención no es bloquear ni degradar los servicios online actuales y reivindican que tienen derecho a gestionar sus redes como mejor les parezca, que en este caso es cobrando la tarifa a proveedores de contenidos que más ancho de banda consuman.

¿El fin de los emprendedores?

Los opositores a este peaje creen que es una medida discriminatoria que impedirá competir a todas las empresas en igualdad de condiciones y que acabará con el espíritu emprendedor que ha caracterizado a Internet.

Y es que si Google o un Amazon pagaran por priorizar sus servicios se lo pondrían muy difícil a una nueva puntocom por innovadora que fuese, pues la calidad de su servicio sería inferior.

También los usuarios han dado la voz de alarma. Temen que, si finalmente sale adelante la propuesta de los operadores, serán ellos quienes asuman el coste del peaje, ya que los proveedores de contenidos repercutirán el gasto en sus tarifas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios