BAQUIA

Un ordenador gana a un humano en un concurso de televisión

Hace siete meses que el concurso Jeopardy, que se emite en la televisión estadounidense, anunció la participación de un concursante poco común: Watson, un superordenador creado por IBM, que se enfrentaría a dos concursantes humanos (no cualesquiera: dos de los mejores jugadores que han pasado por el concurso) en televisión. Y el jueves por la noche, ambos fueron derrotados.

No en vano, Watson llevaba meses entrenando para este programa, que formula las preguntas casi en forma de adivinanza, requiriendo que los concursantes conozcan temas muy diversos. Una de las preguntas, por ejemplo, decía "La excavación de Katleen Kenyon en esta ciudad mencionada en (el el libro bíblico de) Josué muestra que las murallas se habían reparado 17 veces", y que el ordenador resolvió adecuadamente identificando a la ciudad de Jericó.

Eso implica que, a diferencia de Deep Blue, el ordenador que ganó al ajedrecista Gary Kasparov en 1996, Watson no puede depender sólo de la capacidad de cálculo (la fortaleza tradicional de los ordenadores), sino que debe averiguar tanto la respuesta como lo que quiere decir exactamente una pregunta formulada de forma engañosa, utilizando tecnología de inteligencia artificial.

Conseguir que los ordenadores entiendan el "lenguaje natural", es decir, la forma normal en la que habla la gente, es uno de los grandes retos de la computación. Así, no haría falta que el usuario conociera unas fórmulas o palabras clave específicas para dar instrucciones a un ordenador, y podría sencillamente hablar con las máquinas como si fueran personas.

De todas formas, esto no ha terminado, y aún hay una posiblidad de revancha. El mes que viene, Watson volverá a competir con otros dos humanos, que tendrán que enfrentarse de nuevo al cerebro mecánico creado por IBM. Y por si a alguien le preocupa, sus creadores aseguran que no hay peligro de que Watson se convierta en HAL 9000, el ordenador de "2001: Una odisea en el espacio", afirmando que se parece más al benévolo ordenador de Star Trek.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios