BAQUIA

Un testigo desvela que Microsoft le financió sus estudios sobre software

Segundo día de declaraciones para Kevin Murphy en el caso Microsoft. Al igual que ocurrió el martes con Jerry Sanders, máximo responsable de Intel, este economista de la Universidad de Chicago tampoco ha favorecido demasiado a Microsoft con los comentarios despachados el miércoles. Ni corto ni perezoso, Murphy desveló que todos sus estudios que se han publicados sobre la industria del software desde 1998 han recibido la financiación de la empresa con sede en Redmond.

A su juicio, las duras sanciones que pretenden imponer los nueve estados \’rebeldes\’ que se negaron en redondo a suscribir el acuerdo extrajudicial alcanzado entre Microsoft y el Gobierno estadounidense, no están garantizas al no existir pruebas de que las prácticas anticompetitivas que, presuntamente, cometió Microsoft afectaran a las empresas rivales. En caso de que las sanciones fueran aprobadas por la juez Kollar-Kotelly, repercutiría sobre el precio final de los productos, perjudicando a los consumidores y beneficiando a las empresas, opinó

Steve Kuney, defensor de los nueve estados, criticó a Murphy por haber desempeñado la labor de consultor para Microsoft en 1998, lo que hacía que su testimonio estuviera viciado de antemano. El economista, que siempre ha apoyado el acuerdo extrajudicial alcanzado por Microsoft, tuvo que enfrentarse a los ataques del abogado de los estados, quien le acusó de inventarse las cifras con las que Murphy trató de demostrar que el acuerdo amistoso sería beneficioso para todo el mundo. El afectado, obviamente, adujo que los datos eran correctos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios