BAQUIA

Un troyano secuestra el historial del navegador

Un ordenador es algo muy personal. Desde la foto del fondo de pantalla hasta los documentos recientes, pasando por nuestras listas de reproducción y las fotos de las vaciones, están llenos de información sensible. Y el historial del navegador está entre lo más delicado.

Así que tiene sentido, si lo que quieres es dinero rápido, y no un paquete de datos personales que venderle a otro delincuente, secuestrarlo, publicarlo en Internet y pedir un rescate de 12 euros para descolgarlo.

Esto es lo que hace una nueva especie de malware procedente de Japón, que tiene una presa muy específica: Los usuarios de la red de intercambio de archivos Winni, pero no todos los 200 millones de personas que la utilizan, sino los que se bajan de forma ilegal juegos de hentai, género que la BBC define como \”una forma explícita de anime\”.

El grupo amenazado puede parecer muy pequeño por lo específico, pero ya hay 5.500 personas que han admitido el ataque. Kenzero, que así se llama, pide datos al usuario fingiendo ser una pantalla de instalación del juego, y con esa información se hace con el historial del navegador, que publica con el nombre del internauta y sólo retira a cambio de 1.500 yenes, unos 12 euros, para \”resolver su violación de la ley de derechos de autor\”.

Este troyano no es el único que utiliza el tema de los derechos de autor como excusa. La imaginaria Fundación ICCP, que proclama actuar con el apoyo de las asociaciones del sector discográfico y del cine de EEUU, es en realidad una trama de estafadores, sin relación ninguna con la industria o con las autoridades, que exige dinero a los usuarios de BitTorrent para \”compensar sus descargas de archivos con derechos de autor\”. Si no quieres ir a la cárcel o a juicio, te dicen, más vale que pagues 400 dólares con tarjeta de crédito. Después, los estafadores te dan las gracias.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios