Una carrera profesional con futuro

Tradicionalmente se ha asociado la imagen de los vendedores, de los comerciales, con una labor sorda, ardua y sólo retribuida en las -a veces contadas- ocasiones en las que se logra colocar la mercancía al cliente.

Sin embargo, la realidad dista de ser así: los comerciales se lo suelen montar como quieren en materia de horarios; las empresas suelen poner a su disposición coche y otros incentivos; y es una excelente plataforma para escalar a puestos superiores dentro de las organizaciones.

Y, en definitiva, es uno de los puestos de trabajo con un futuro mejor garantizado, puesto que siempre habrá productos y servicios que vender. Así que los jóvenes que estén leyendo estas líneas harían bien en plantearse la opción. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios