BAQUIA

Una de bromas tecnológicas

Cada año, las páginas de los medios en inglés (y algunas empresas) se llenan de noticias, digamos, pintorescas, en las que puede caer el navegante incauto que no sabe que el 1 de abril es un día de bromas más o menos pesadas en el mundo anglosajón.

Así, Google anunció que iba a cambiarse el nombre a Topeka, en honor del pueblo de Kansas que quiso renombrarse como Google durante un mes (aunque de forma no oficial) para convencer al gigante de las búsquedas de que les eligiese para su proyecto de instalar fibra óptica en un pueblo del país. A lo mejor no se atrevieron a nadar con tiburones.

Otros dijeron que Google se iba a dedicar al enriquecimiento de uranio y la investigación nuclear, mientras hacían listas de los chistes del día, como la idea de Kodak de lanzar fotografías con aroma.

La página de noticias de tecnología CNet protagonizó una de las bromas más elaboradas de la tarde al anunciar que se había detenido a un individuo que quería sabotear las instalaciones del Acelerador de Hadrones del CERN, en Ginebra.

Este detenido imaginario vestía de tweed y afirmaba que que venía del futuro para impedir que los trabajos del CERN acabaran llevando el mundo a una dictadura comunista del chocolate con una chocolatina para todo el mundo.

No todo son bromas a los lectores, sin embargo. El blog de gadgets Gizmodo aprovechó el lanzamiento del iPad (que suponemos que no era broma) para proponer a sus usuarios una broma fina para aquellos amigos que se compraron el tablet PC el primer día: ponerle en la pantalla una imagen de cristal roto, una igual a la de inicio (pero que es una imagen, no un menú, así que darle a los botones no sirve) o el pantallazo azul de la muerte.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios