BAQUIA

Una semana virulenta

Mientras miles de computadoras en todo el mundo son víctima del virus Sircam, un gusano que se transmite mediante el correo electrónico, el virus Code Red, que ataca a los servidores web con sistemas Microsoft, ha llegado hasta las puertas de la página de la Casa Blanca, pero sin consecuencias.

El virus Sircam se ha extendido como un reguero de pólvora. El gusano, una vez infectada una máquina, envía un mensaje a los destinatarios de la libreta de direcciones con un asunto aleatorio y un archivo adjunto con un nombre diferente cada vez, extrayendo ambos de la carpeta Mis Documentos del sistema. El archivo puede tener la extensión .lnk, .pif o .com. Las compañías de sistemas antivirus, como Panda Software, Symantec o McAfee, no se ponen de acuerdo en sus efectos, aunque se supone que podría borrar la información del disco duro en algunos casos o afectar al rendimiento en otros.

Por su parte, los administradores de la página Whitehouse.gov detectaron el ataque de Core-Red, un virus cuyo origen podría estar en China, y lo salvaron por las bravas, cambiando la máquina a una dirección de Internet diferente. El virus ataca a los servidores mediante la táctica de denegación de servicio (DoS), enviando una avalancha de datos hasta bloquearlos. Se calcula que ha dejado fuera de combate a más de 12.000 servidores web Internet Information Server, de Microsoft.

  • Code-Red en ZDNet News
  • En The Register

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios