BAQUIA

Unificadas las demandas contra Sony por vetar Linux de la PS3

Sony despertó hace unos meses la ira de algunos de sus usuarios al eliminar la opción de instalar sistemas operativos alternativos en la PlayStation 3. Los más aficionados al software libre recordaron que la empresa había promocionado la consola destacando esa posibilidad, las quejas fueron subiendo de tono, y finalmente llegaron las demandas.

Ahora, esas siete demandas se han agrupado en un solo proceso en Estados Unidos. En septiembre se celebrará una vista, y hasta entonces los abogados pueden ponerse de acuerdo para presentar un caso unido contra la compañía.

En teoría, los usuarios podían negarse a acatar esa limitación de sistemas operativos. Pero la única forma de conservar Linux en la PlayStation 3 era negarse a actualizar el software de la consola, lo que a largo plazo prácticamente inutilizaría el equipo.

Eso, junto con el hecho de que Sony hubiera asegurado en el pasado que esa función iba a seguir ofreciéndose (para después hacer precisamente lo contrario) son los principales argumentos contra la compañía.

Sin embargo, es probable que aunque ganasen el juicio, los demandantes no recibieran mucho más que la devolución de parte del precio de la consola. Algo similar se produjo hace poco cuando la operadora Comcast restringió el tráfico de algunas aplicaciones en sus conexiones de banda ancha. Al entender que estaba empeorando el servicio prometido, el tribunal condenó a la empresa a devolver a sus clientes parte del dinero (16 dólares) que pagaban por la conexión.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios