BAQUIA

Urban Tabby, el Open Source de la fabricación de coches

urban-tabby-ok-sito1.png

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:\”Tabla normal\”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:\”\”; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:\”Calibri\”,\”sans-serif\”; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:\”Times New Roman\”; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;}

No hay razones para que el concepto de Open Source, originado en el mundo del Software, no se pueda llevar al mundo de la producción. Internet nos acerca diversos de estos modelos, y las impresoras 3D (que no han hecho más que empezar) fomentarán claramente esta tendencia. Pero incluso antes de eso, traigo hoy al blog el Urban Tabby, un coche que te puedes montar tú mismo en menos de una hora. Es uno de los primeros resultados tangibles del proyecto OSV (Open Source Vehicle), que pretende que cualquiera pueda montarse un vehículo legal sin requerir ser una gran empresa de fabricación.

Como si de un coche fabricado por IKEA se tratara, proporcionan kits con la mayoría de los componentes ya desarrollados; si no queremos una implementación con la de Urban Tabby, OSV ofrece todo el diseño para su descarga y obviamente permite las modificaciones para ajustarse a las necesidades de quien quiera usar los recursos OSV, como cualquier otro Open Source.

De acuerdo a los dos ‘creadores’ del kit Urban Tabby, Francesco Liu y Ampelio Macchi, el coche es legal para su circulación de acuerdo a las normas europeas, y en función del motor que se elija (que puede ser eléctrico o no) puede alcanzar velocidades de hasta 90 km/h.

El proyecto OSV puede permitir popularizar vehículos muy adaptados a necesidades muy concretas, como el transporte en entornos privados(por ejemplo dentro de un aeropuerto) o en comunidades de países en vía de desarrollo. El Urban Tabby tiene un coste estimado entre 4.000€ y 6.000€, pero no hay duda de que es simplemente un primer paso y podrían conseguirse precios mucho menores.

 ¿Interesado? Pues basta con comprar el kit y en este video te enseñan cómo montarlo en 42 minutos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios