BAQUIA

¿Valen 10 contactos en Facebook una hamburguesa gratis?

La semana pasada, la cadena de comida rápida Burger King lanzó la campaña Whopper Sacrifice, que ofrecía una hamburguesa gratis a los usuarios de Facebook por cada diez contactos que dieran de baja en su lista de amigos.

Los usuarios sólo tenían que instalar una aplicación desarrollada para Facebook en su página personal, que iría contabilizando las bajas. Cada diez contactos eliminados permitían imprimir un cupón canjeable por una hamburguesa Whopper.

Algunos lo entendieron como una excelente ocasión para hacer limpieza en su lista de conocidos, cargándose a todos aquellos contactos que alguna vez se añadieron y con los que no tienen relación alguna.

La campaña ha resultado un éxito, con una rápida difusión entre los usuarios de la red social. En su primera semana en funcionamiento, se dieron de baja exactamente 233.906 contactos. Y eso con las limitaciones impuestas: sólo ha funcionado en Estados Unidos, y sólo se permitía una hamburguesa por usuario.

Con los tiempos que corren, muchos han pensado que cargarse a diez “amigos” innecesarios bien vale una hamburguesa gratis. Facebook ha alcanzado la cifra de 150 millones de usuarios, aunque una iniciativa como esta amenazaba con hacer una seria limpieza de sus bases de datos.

Por eso, la campaña de Burger King no ha hecho ninguna gracia a los directivos de Facebook, que han presionado a la cadena de hamburgueserías para que la retiren. En la web dedicada a la campaña puede leerse ahora este irónico mensaje: “Facebook ha desactivado el Sacrificio Whopper después de que vuestro amor por el Whopper se demostrara más fuerte que el de 233,906 amistades.\”

Según Facebook, la campaña iba en contra del espíritu de la red social, que es el de conectar personas. Además, modificaron la aplicación, eliminado el aviso que se enviaba a los contactos sacrificados, que les hacía saber que habían sido eliminados a cambio de una hamburguesa gratis. Generalmente, en Facebook no se notifica a un usuario que ha sido borrado de una lista de contactos, por lo que esta artimaña legal ha servido como excusa para librarse de la engorrosa promoción.

Burger King ha preferido retirar la campaña antes que someterse a las exigencias y presiones de Facebook. En cualquier caso, la jugada le ha salido redonda, con un efecto viral y promocional de primera mano en la red social más popular en el mundo, a cambio de regalar unos miles de hamburguesas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios