Velando por la salud ajena

¿Qué es más dañino para la salud? ¿Una conexión inalámbrica o el tabaco?
Depende de a quién pregunten: para el rector de la Universidad de Lakehead, en Ontario (Canadá), el WiFi es un peligro para la salud, y por eso ha decidido prohibirlo en el campus, o cuando menos, limitar su uso, para salvaguardar la salud de sus pupilos. A éstos parece que la medida no les ha hecho mucha gracia, pues prefieren tener acceso inalámbrico a Internet antes que ser protegidos de un supuesto riesgo que todavía nadie ha demostrado que exista realmente.
Por su parte, empresas estadounidenses y británicas, consideran con buen criterio que lo verdaderamente perjudicial para la salud es el tabaco, pero extralimitándose en sus atribuciones llegan a cobrar un extra en su seguro médico a los empleados que le dan al pitillo, en previsión de futuras atenciones sanitarias, como si sólo los fumadores estuvieran expuestos a los avatares del destino. No sabemos si en las entrevistas de trabajo se pregunta ya a los candidatos si fuman o no, pero estamos seguros de que llegará el momento. A los trabajadores de British Telecomn, que desde el mes que viene no podrán fumar ni siquiera en las camionetas de la compañía, ya les gustaría tener a Esperanza Aguirre de jefa.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios