BAQUIA

Víaplus, al borde de la liquidación

Víaplus ha contado con algunos de los requisitos imprescindibles de cualquier puntocom que se precie: respalda por dos compañías de peso –Altadis y Cortefiel– salió a la Red hace tres años con la firme intención de comenzar a cotizar en Bolsa más pronto que tarde. Los plazos empezaron a retrasarse y la preocupación, más que en pisar en parqué, consistió en encontrar la forma de que la empresa no se uniera a las miles de empresas de Intenet que se han visto obligadas a cerrar sus puertas.

Ahora el panorama presenta ciertos matices mortecinos. Los dos principales socios de la tienda online, Altadis y Cortefiel, no quieren seguir invirtiendo dinero en un proyecto al que le no le ven ningún futuro. Estos días dedican parte de su tiempo a encontrar un posible comprador del nodo, motivados por las pérdidas acumuladas tanto en el negocio online como por los propios fondos negativos de las compañías. La ampliación de capital prevista ha quedado cancelada y, en caso de que nadie esté dispuesto a tirar de billetera para hacerse con Víaplus, los dos socios procederían a su liquidación.

Los dos padres de la criatura ya llevaron a cabo una ampliación de capital por valor de 12 millones de euros el 28 de noviembre de 2000. Pero ahora las cosas han cambiado. La memoria de Cortefiel refleja que \”los avales que la sociedad tenía prestados a Viaplus Networks al 28 de febrero de 2001 no han sido renovados a su vencimiento durante el ejercicio 2001/2002, salvo por un aval prestado a Gestora de Televisión Net TV, sociedad participada por Viaplus Networks en un 18%\”.

Cortefiel es la que cuenta con más problemas para sostener el negocio. En los últimos meses ha reforzado su plan de expansión con la apertura de 169 tiendas, estrategia que ha vacíado sus cuentas. Altadis es el socio mayoritario, con el 75% de la sociedad.

En diciembre de 2000, Viaplus contaba con 6.000 millones de capital, tenía previsto alcanzar la rentabilidad en 2002 y salir a bolsa en la primavera del mismo año.