BAQUIA

Vuvuzelas: la estrategia tecnológica

Ahora que la FIFA ya ha confirmado que no prohibirá las vuvuzelas en el Mundial, hay que hacerse a la idea de que tendremos que convivir con ellas, igual que con el fútbol, hasta que termine el torneo de Sudáfrica.

Los entusiastas a los que les dé pereza cargar con una, o hacerse con el instrumento en cuestión, o sencillamente prefieran adoptar una estrategia más tecnológica, tienen varias aplicaciones para el móvil a su disposición.

Está Air Horn, que pasó varios días en el número uno de las aplicaciones gratis de la AppStore. Otra opción es Annoying Football Horns, que también es gratis y promete \”molestar a cualquiera a la vista, en el pub, donde sea… mientras ves cómo aplastan a tu equipo favorito de fútbol\”. Si dudan, también hay comparativas.

Por otro lado, están los sufridores que o no quieren saber nada del fútbol (y que tendrán que retirarse un mes a una ermita si no quieren perder la calma) o bien no tienen problemas con el fútbol pero no quieren saber nada del estrépito de las vuvuzelas.

Todos ellos pueden seguir cualquiera de las instrucciones para hackear la tele o utilizar un Mac Mini para deshacerse del sonido de estos cacharros, si no en las celebraciones de los vecinos, al menos en las retransmisiones televisivas.

Y para los que tengan muchos canales, la BBC ha recibido tantas quejas de los espectadores después de los primeros partidos que se está planteando ofrecer la posibilidad de apagar el ruido de fondo y seguir escuchando a los comentaristas, con sólo darle a un botón del mando a distancia.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios