BAQUIA

Web 2.0, o mejor volver a la Web 1.0

En estos últimos meses hemos podido ver por muchos sitios como se habla de la Web 2.0, la nueva revolución de Internet, donde los usuarios aportan contenidos y ayudan a realizar los negocios y los portales de contenidos. El usuario final tiene el poder.

Pues bien, también es cierto que son muchas las empresas de la Web 2.0 que habiendo demostrado su capacidad para generar audiencias, no están logrando monetizar este tráfico, y si no que se lo digan a Menéame o alguna de las otras que están saliendo estas semanas.

El principal problema es que estos portales viven de la publicidad, y los principales anunciantes no están por la Web 2.0, máxime cuando aún tienen que luchar en su propia casa por incrementar los presupuestos destinaos a Internet, y que retiren sobre todo de la televisión.

En las próximas semanas veremos multitud de anuncios de planes de pensiones, ya que se acerca la Navidad y es cuando las entidades financieras ponen de moda estos productos. Ya se sabe, para mejorar el impuesto sobre la renta, lo mejor es un plan de pensiones.

Pues bien, estas mismas entidades que se gastarán ingentes fortunas en televisión, periódicos y revistas (ojalá nos caiga algo a nosotros que tenemos una), resulta que en Internet se gastarán bastante menos; eso sí, sólo irán a grandes portales (MSN, Terra, Yahoo), a portales especializados (Intereconomia.com, Invertia, Finanzas.com), o como mucho, comprarán bases de datos (canalmail, inetwork…), pero no les preguntes a los anunciantes, porqué no invierten en otros portales, que quizás no tengan el nombre de los anteriormente mencionados. Al fin y al cabo, lo importante es la audiencia, ¿verdad?

Pues va a ser que no. Me encuentro en más ocasiones de las deseadas con personas de marketing que lo de Internet “Lo lleva la agencia”, dicen, o “Sólo vamos a TV”. En fin, ya ni les cuento la cara que ponen cuando charlando con ellos, les cuento que hay portales como Meneame.net: “Pero ese portal, ¿a qué se dedica?”

Aún queda mucho por hacer, mucha gente tiene que cambiar la visión del negocio, confiar más en la Web 1.0 y ver si poco a poco empiezan a probar la Web 2.0. Eso sí, por favor, no saquen aún la 3.0, ni mencionen la 4.0, que se nos va a quedar mucha gente en el camino, y encima son los que tienen recursos para gastar. Por favor, páguenles el curso que organiza Baquia sobre Captación y Fidelización de Clientes.

Ahora, esta moneda tiene otra cara: es bueno para gente como nosotros, que podemos hacer inversiones y acuerdos, ya que si los grandes entraran a saco en Internet, subirían muchos los precios y nosotros no podríamos invertir.

El que no se consuela es porque no quiere.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios